VACACIONES DE INVIERNO SEGURAS

alianz

Si este invierno vamos a salir a la ruta con el auto debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes que hacen a la seguridad de sus ocupantes y de quienes transitan por la vía.

El vehículo: hay cosas básicas como ponerse el cinturón de seguridad, mantener las luces encendidas o respetar las velocidades. En referencia al cinturón de seguridad, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo. Hay estadísticas que confirman que en Argentina solamente una de cada tres personas se lo coloca para viajar a pesar de que está comprobado que su correcto uso disminuye considerablemente la posibilidad de muerte o heridas graves en un accidente de tránsito.

Encender las luces reglamentarias durante la conducción, no solo cumple la ley sino que colabora hacia una conducción segura en cualquier camino. Sabemos que a medida que aumenta la velocidad, incrementa el riesgo de muerte ya que hay menos tiempo para actuar y se necesita más distancia para frenar, por lo que es recomendable no alcanzar las velocidades límite en las vías utilizadas.

La vía: para muchos las vacaciones comienzan cuando termina la jornada laboral y a pesar del cansancio y de la oscuridad emprenden el camino hacia el destino turístico de inmediato. Conducir por la noche tiene sus limitaciones y es importante conocerlas. La visibilidad del conductor disminuye y la probabilidad de accidentes aumenta aunque uno vaya concentrado en el camino, ya que los objetos son percibidos a menor distancia que de día.

Según CESVI Argentina el ojo humano necesita ocho segundos para recuperarse plenamente de un encandilamiento y durante los primeros tres segundos la ceguera es total. Por estas razones se recomienda no conducir de noche, sobre todo en rutas o autopistas donde las velocidades máximas son importantes (110 km/h y 130 km/h para autos respectivamente).

De no poder evitar realizar el trayecto durante la noche, se aconseja tener las ópticas, espejos y vidrios del auto limpios y en buen estado, y evitar encandilar a otros autos. A su vez, se recomienda comer liviano, no beber alcohol y evitar las temperaturas elevadas dentro del auto. Todo esto ayudará a que el viaje sea más seguro para todos.

La conducción: sea con luz o en la oscuridad, es muy importante estar cómodo al conducir. Es recomendable colocarse en el asiento lo más atrás posible, llegar a los pedales con las piernas estiradas levemente flexionadas, acomodar el respaldo de manera tal que la espalda quede apoyada y lograr que ambos brazos tomen el volante, con los codos apenas flexionados.

El uso del celular al conducir es otro de los malos hábitos adquiridos por los conductores en la actualidad. Mantener conversaciones telefónicas es uno de los principales motivos del aumento de accidentes de tránsito por la falta de atención que provoca. Con o sin el uso de la función de “manos libres” la desconcentración se genera de igual manera, disminuyendo el tiempo de reacción e influyendo directamente en la reacción necesaria para evitar un accidente. En el caso de tener que realizar o contestar una llamada importante debemos detener el vehículo en un lugar seguro y hablar con tranquilidad, retomando luego la marcha; aunque si uno viaja solo la mejor decisión es la de apagar el celular.

La mayoría de los argentinos que salen de vacaciones de invierno lo hacen porque tienen hijos en edad escolar que cuentan con este receso de dos semanas. Los estudios demuestran que los asientos más seguros de los autos son los traseros, debido a que en la mayoría de los impactos es esta zona la que conserva la habitabilidad de los ocupantes. Es por esto que los niños de hasta 12 años deben ocupar estas plazas, con el cinturón de seguridad colocado y el asiento infantil correspondiente por su altura y peso.

Según las estadísticas de siniestralidad, la mayoría de los accidentes ocurren en las zonas urbanas, pero a pesar de que los accidentes en rutas son menos frecuentes, es notable que sus consecuencias son de mayor importancia por las velocidades de circulación y el menor tiempo de reacción. Una de las principales causas de estos accidentes son los sobrepasos. Antes de realizar un sobrepaso recomendamos observar que la zona sea apta para concretarlo de manera segura, tener en cuenta la distancia con el vehículo a sobrepasar y anunciar la maniobra con la luz correspondiente.

Debemos recordar, además, que el seguro del automotor es un requisito obligatorio para circular y tenerlo al día nos permitirá afrontar cualquier daño o lesión a terceros que podamos ocasionar.

Contrariamente a lo que sucede en otros países del mundo, los números arrojan que los accidentes de tránsito en la Argentina durante los últimos años no disminuyen, sino que mantienen su nivel. Colaboremos con la seguridad vial de nuestro país y disfrutemos de unas vacaciones seguras, sin accidentes, tomando las precauciones necesarias.

Por Rodrigo Marín y Moreno, Gerente de Líneas Personales y Autos de Allianz Argentina

Ver más

Deja un comentario

cinco + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.