“MASSAZO” PARA EL SEGURO DE CAUCIÓN

Por Mariano Nimo, Gerente General de Afianzadora Latinoamericana.

Uno de los pocos nichos de seguros que más pelea le estaba dando al flagelo de la inflación, parecería ralentizar su avance en el ya comenzado ejercicio 2022-2023.

Las necesarias medidas de ajuste que llevará adelante el flamante ministro de economía tienen como objetivo primario lograr el déficit comprometido ante el FMI (2.5%), devolviendo gradualmente a la economía argentina cierto orden fiscal. El recorte inicial hasta fin de año ascendería a más de $200.000 millones de pesos argentinos, como consecuencia del fuerte achique de recursos que son transferidos a Provincias y Municipios para obra pública menor. Esto, sin dudas, impactará de lleno en nuestro negocio. Las empresas públicas (33) dependientes del Estado Nacional, grandes demandantes de seguros de caución, que durante 2021 fueron asistidas por el Tesoro Nacional con más de 4.000 millones de dólares, tendrán que ajustar los cinturones y reducir al mínimo sus inversiones en infraestructura menor y mantenimiento. Vivienda, Transporte, Obra Pública, Salud y Educación son algunos de los sectores afectados, los cuales tienen una íntima relación con el segmento de garantías contractuales, históricamente el más robusto en volumen de primas, con casi el 35% de la producción total del mercado.

Julio muestra una fuerte contracción del déficit primario, marcando una tendencia que vino para quedarse, por lo menos hasta fin de año: en valores porcentuales, la recaudación por encima del gasto. La inflación, junto con algo de ajuste ortodoxo, parecen ser los elegidos para licuar el gasto, esperando el electivo 2023. El interrogante que queda a futuro, es saber si seguirá el ordenamiento o si volveremos a la lógica expansiva de los gobiernos de turno, en busca de la mejor suerte en las próximas elecciones.

La adictiva dependencia del gasto público y el seguro de caución tendrán su correlato en el volumen de primaje, aunque la recalentada inflación anabolizará un negocio que difícilmente siga de cerca los niveles inflacionarios en este ejercicio 2022-2023. Afianzadora está lista para hacer frente a un escenario donde el recorte en el ámbito público empujará a las afianzadoras a tomar nuevas exposiciones en el riesgoso segmento de la iniciativa privada.

Ver más

Deja un comentario

5 + cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.