El desafío del teletrabajo en la industria aseguradora

Las compañías que integran ADIRA se manifestaron a favor de la implementación del teletrabajo. El papel de los beneficios para los trabajadores en un año marcado por la inflación.

En los últimos años el home office o teletrabajo pasó de convertirse en un beneficio para unos pocos, casi exclusivo de algunos puestos, en un esquema de trabajo adoptado en muchas compañías. Antes de la pandemia era impensable imaginar esquemas de trabajo híbridos y hoy es la realidad en la mayoría de empresas y llegó para quedarse. En la industria aseguradora se metió de lleno.

Esta práctica -acordada entre las partes- ha sido muy bien recibida tanto por los trabajadores como por las empresas. Permite contar con más flexibilidad y atender demandas personales para lograr un mejor balance vida-trabajo, manteniendo el foco en el cumplimiento de metas y resultados.

La última edición del Reporte Estadístico del Mercado Asegurador elaborado por PwC Argentina para Aseguradoras del Interior de la República Argentina (ADIRA) detalla las políticas de teletrabajo. La mayoría de las compañías socias han incorporado el trabajo a distancia.

Por caso, un 34% ya implementó la modalidad de trabajo híbrido, un 33% lo está evaluando y un 33% no. El relevamiento detalla que entre 1 y 2 es el promedio de días de teletrabajo por semana. En ese sentido, el 71% de las empresas manifestó que cuenta con un esquema de días fijos y preestablecidos, mientras que el 29% son flexibles.

«De toda crisis surgen oportunidades para reinventarse, diferenciarse y ser competitivos. Es importante que las organizaciones consideren en su análisis estratégico estímulos para acelerar los procesos de transformación para así desarrollar nuevos modelos de negocios, administrar los cambios y crear un vínculo más estrecho con los clientes. Creemos que una revisión y análisis de las prioridades del negocio ofrecen un buen punto de partida para aprovechar estas oportunidades», destacaron desde PwC Argentina.

Después de atravesar un 2020 marcado por los efectos de la pandemia y un 2021 que se presentó con mayor previsibilidad en función a una lenta, pero progresiva recuperación de la mayoría de los sectores económicos nuevamente la agenda en el mundo del trabajo se presenta con los desafíos de un año marcado por la alta inflación y pérdida de poder adquisitivo. El 78% de las organizaciones socias de ADIRA informó haber incorporado beneficios en el 2021, lo que refleja el esfuerzo de las áreas de recursos humanos para atender diferentes necesidades de los colaboradores, reforzar y mejorar la propuesta de valor al empleado y estar a la par de las tendencias del mercado.

«En un escenario complejo, las empresas han sabido reconocer la importancia de contar con un paquete de beneficios que sea valorado por los empleados», destacó el reporte de PwC Argentina.

Entre las principales prestaciones incorporadas se destacan: provisión de silla ergonómica, de materiales de oficina, reintegros varios, programas de bienestar para el empleado y traslado a la oficina.

En este marco, se detalló que para el 2021 el ajuste otorgado por las empresas socias de ADIRA cerró con un promedio de 47%, en línea con lo otorgado por el mercado. Es importante mencionar que el 56% de las empresas socias de ADIRA realizó modificaciones al presupuesto de compensaciones del 2021 y terminó otorgando mayores ajustes a lo inicialmente definido, para así responder al contexto inflacionario y de mercado.

La industria aseguradora contaba al 30 de junio de 2020 -últimos datos oficiales disponibles- con la fuerza laboral de 30.928 personas con vinculación directa, de 41.435 productores personas humanas y de 803 sociedades de productores. Estos números evidencian una leve disminución del 1,1% de la fuerza laboral empleada que interrumpe el alza constante de los últimos años.

Por caso, las entidades afiliadas a ADIRA emplean el 22,5% de la fuerza laboral de las entidades aseguradoras argentinas y representan el 67,6% del empleo del sector en el interior del país. En números absolutos las 18 aseguradoras afiliadas a la cámara aportan 6.957 puestos de trabajo.

El mercado asegurador

La actividad aseguradora se constituye en un catalizador clave de la actividad económica y del empleo, tanto en su forma más directa dada por el personal de las entidades aseguradoras y reaseguradoras que lo conforman -con su correspondiente descentralización geográfica mediante sucursales y agencias propias- como también a través de los distintos auxiliares que la estructura de la actividad requiere como los agentes institorios y productores cuya existencia es vital para el desarrollo del negocio y otros cuyas actividades también ameritan mención como los estudios de profesionales jurídicos, contables y actuariales, los peritos liquidadores, tasadores, etc.

ADIRA nuclea a 18 entidades aseguradoras, es decir un 9% del total de entidades activas del mercado. Más allá de esto, sus asociadas representan al 30 de septiembre de 2021 una prima emitida de $ 52,5 mil millones y una participación de mercado del 23,7%, sobre el total de la producción de la industria aseguradora por estos primeros 3 meses del ejercicio.

«Estos guarismos representan la consolidación de las asociadas dentro de la producción total del mercado, manteniendo valores similares a los alcanzados al 30 de junio de 2021, donde dichas entidades aportaron a la producción $ 254,7 mil millones de primas emitidas, representando una participación de mercado del 24,6% sobre el total de la industria aseguradora», subrayó PwC Argentina.

Las entidades que forman parte de ADIRA han consolidado una posición creciente durante los últimos años. La participación de mercado general es de 23,7% al 30.09.2021, pero este indicador es incluso muy superior (39,1%) dentro del top 10 de compañías del mercado.

Ver más

Deja un comentario

6 + seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.