DEJEMOS DE LLEGAR TARDE…

Especial para El seguro en acción

¿Por qué causa, quienes integramos desde distintas funciones el campo asegurador, ante las tragedias que producen los fenómenos climáticos de la naturaleza (como nos ha ocurrido con las inundaciones), siempre llegamos tarde?.

Aceptemos nuestra cuota-parte de responsabilidad social por omisión de creación y de gestión.

Hacernos cargo de ella, es nuestra primera obligación y la única forma de poder encarar con seriedad y profesionalidad nuestra troncal razón de existir.

Bien sabemos que no podemos suplir en las tareas de rescates y atención a los cuadros de bomberos, médicos, policías y distintos organismos públicos y privados, durante y después de las catástrofes.

Pero no debemos olvidar que la sociedad pone en nuestras manos la tarea de crear instrumentos idóneos y ofrecerlos a la comunidad toda, para de esa manera ser previsores ante estas eventualidades naturales y poder paliar sus gravísimas consecuencias sociales y económicas.

Para ello, cada uno de los sectores, desde sus respectivas responsabilidades e identidades, debe unificar los esfuerzos para brindar  servicios con la calidad merecida, integrándonos con la presencia activa y plena de nuestra Superintendencia, pues han llegado los tiempos en que se hace necesario e imprescindible, una revisión completa y la unificación de los textos de las pólizas.

Bien sabemos los liquidadores, como analistas de los contratos ante cada siniestro, que los asegurados poco y nada saben de la Ley de Seguros; como asimismo de sus anexos, artículos, incisos, coberturas, exclusiones, franquicias, limitaciones, plazos, etc. Todos títulos y subtítulos encerrados en la famosa y mal conceptuada «letra chica».

Los asegurados sólo saben que pagan, porque confían en sus productores y en las aseguradoras.

Es nuestra obligación no defraudarlos, escribiendo menos y cubriendo más.

Reflexión final: en ese contexto, sería sumamente conveniente que la Superintendencia de Seguros convocara a los aseguradores, a los productores y a los liquidadores, para que en una mesa interdisciplinaria, podamos trabajar en profundidad, para buscar una salida realista y efectiva para esta problemática.

MARIO BOSCO
Liquidador Matrícula Nº 15 – SSN

mbosco@estudiobosco.com.ar

Ver más

Un pensamiento para “DEJEMOS DE LLEGAR TARDE…”

  1. Quisiera compartir una reflexión, a propósito de todas las personas afectadas por las inundaciones. Pertenezco desde hace casi 50 años al mercado asegurador. Y una vez más debo lamentar la actitud que toma la industria del seguro, ante este tipo de eventos que afecta a la comunidad toda. El miércoles en C5N el Presidente de la Asociación de Compañías de Seguros se esmeraba en explicar por qué NO había cobertura para estos hechos. Y hasta ahora no escuché a nadie hacer o intentar algo al respecto. Todas las instituciones (SSN, ASOC. CIAS, ADIRA, AAPAS Y FAPASA, no sé si hay alguna más) dicen estar analizando, no sé qué cosa.
    Pareciera que las aseguradoras son rápidas a la hora de bajarnos las comisiones pero bastantes lentas en la actitud solidaria ante una tragedia como la actual.
    Me hubiera gustado y todavía lo espero que el señor Superintendente de Seguros anuncie que a todas las personas afectadas por el fenómeno y que posean pólizas de hogar o de comercio y tengan asegurados sus aparatos electrodomésticos o electrónicos o del hogar, así como máquinas de oficina, se les eliminará la exclusión de inundación y las aseguradoras indemnizarán los siniestros que así se generen.
    No creo que ésto demande mucho dinero, y si así fuera, se podría recuperar rápidamente, incluyendo en todas las pólizas de hogar nuevas y a renovar la eliminación de la exclusión de dicho riesgo y aumentando el costo de las pólizas entre un 5 o 10 %.
    Seguro que ningún cliente se opondría. Es más, la sociedad toda está esperando del mercado asegurador una actitud solidaria que nunca tuvo. Somos conocidos como los que siempre que pasa algo dicen que no está cubierto. Me resisto a pensar que al señor Superintendente de Seguros de la Nación o a algún otro funcionario no se le haya ocurrido ésto, que tendría un costo ínfimo y un reconocimiento de la sociedad toda.
    Gracias por publicar este sueño, sin censura.
    Jorge Rapán (PAS)

    Nota del editor: transcribimos textualmente la nota enviada por el lector.
    En El Seguro en acción, sólo censuramos los comentarios que contengan agravios o expresiones impropias.

Deja un comentario

uno × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.