Sistema de Riesgos del Trabajo y Género: Persiste la brecha salarial

El Departamento de Estudios Estadísticos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) publicó el Boletín Sociodemográfico correspondiente al primer trimestre 2020, y aún se observa una significativa brecha salarial en perjuicio de las trabajadoras registradas.

Con el objetivo de relevar y presentar aspectos socio demográficos de la población con cobertura en riesgos laborales (exposición a factores deteriorantes de la salud, accidentabilidad y niveles de litigiosidad del sistema) el informe se aboca a discriminar la situación a marzo del presente año y el impacto por género de las variables analizadas.

En la primera de las seis secciones del informe se presenta el Resumen Ejecutivo con una síntesis de los datos más significativos y que revela que del total de la población cubierta por el sistema de riesgos del trabajo, el 57,6% son varones y el 42,4% restante son mujeres. Asimismo, casi la totalidad de los varones (99,8%) se concentran en actividades productivas, porcentaje que desciende en el caso de las mujeres (87%), que además revistan en un 13% como empleadas en casas particulares.

Además del servicio en hogares privados, las mujeres están sobre representadas en las actividades de servicio social obligatorio (29,6%), Enseñanza (12%) y Salud Humana y Servicios Sociales (5,5%), lo que genera que más de la mitad de la fuerza laboral femenina se ocupa en estas cuatro ramas. En el caso de los varones la distribución por actividades económicas es más heterogénea, con niveles parejos de participación en la administración pública, defensa y seguridad (18,8%), Industria manufacturera (16,5%) y Comercio al por mayor y menor (13,6%).

En materia salarial, la brecha entre asalariados registrados hombres y mujeres alcanzó el 22,5% al mes de marzo del corriente año. Tomando el caso de los salarios brutos promedios de los trabajadores de unidades productivas, se verifica una diferencia más de 10.000 pesos a favor de los hombres y que si se consideran los salarios estipulados para trabajadoras en casas particulares –donde no hay información disponible- esa brecha es seguramente mayor.

En cuanto al tipo y niveles de accidentabilidad, el informe revela que los varones casi triplican a las mujeres, con un 73,2% sobre el 26,8% restante. El 70,6% de los casos notificados en varones se produjeron en ocasión de trabajo y en las mujeres cobran particular importancia los accidentes in itinere con un 32,1%. En los accidentes mortales las diferencias se acentúan para el primer trimestre con 109 trabajadores fallecidos contra 3 mujeres.

Finalmente se analiza la participación porcentual de género sobre un total de 10.574 juicios según el Registro Nacional de Litigiosidad. El 79,1% son varones, casi en su totalidad pertenecientes a unidades productivas. En el porcentaje restante, se observa un marcado predominio de juicios iniciados por mujeres dependientes de unidades productivas (91,9%) y un remanente de las que revistan en casas particulares (8,1%).

Conocé el informe completo sobre la situación de género en el sistema de riesgos del trabajo

Ver más

Deja un comentario

cuatro × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.