El seguro en acción – PRODUCTORES ASESORES: ¿Y AHORA, QUÉ?

PRODUCTORES ASESORES: ¿Y AHORA, QUÉ?

El seguro en acción 7 Junio, 2018 8

La Superintendencia de Riesgos del Trabajo, en el marco de una decisión irrefutable -la modernización de los sistemas vía implementación de la póliza digital-, acaba de desatar un tsunami para los profesionales en el asesoramiento de seguros.

Según consta en el Boletín Oficial del viernes ppdo, a la mentada implementación de la póliza digital (Resolución 46/2018), le sumó la Resolución 47/2018 creando, a partir del 1º de septiembre próximo, “el servicio APLICATIVOS DE AYUDA A LA COTIZACIÓN, el cual estará disponible para los empleadores”, y “constituirá un canal de comunicación fehaciente entre los empleadores y las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (A.R.T.)”.

Además, en los Considerandos de la R. 47, hace referencia a “situaciones en las cuales los empleadores ven dificultada u obstaculizada su posibilidad de obtener una respuesta de las A.R.T. ante un pedido de cotización y/o cobertura (…)”; y a herramientas que “tienden a acotar la posibilidad de conflictos entre empleadores y A.R.T., favorecen el dinamismo del mercado y la comunicación entre empleadores y A.R.T., y constituyen instrumentos de utilización masiva que no implican costo y/o inversión alguna para ninguno de ellos”.

Impecable: con términos y tecnología del 2018 pero, en definitiva, un remedo de la idea de Odiseo hace 1300/1500 años, con el artilugio conocido históricamente como “el caballo del Troya”.

Porque so pretexto de tan indiscutibles principios, la SRT habilita un mecanismo de relación directa entre el empleador y la aseguradora, en su convencimiento (implícito) de que en esa interacción, la participación de un productor asesor de seguros no aporta ningún valor agregado. Y esa creencia (absolutamente errónea), habilita que el caballo de Troya ingrese al ruedo, no en un armazón de madera (como en la leyenda), sino rodeado con un manto de modernismo “como valor absoluto”. Obviamente, dejando a los productores asesores de seguros (a quienes no menciona en un solo renglón de ambas Resoluciones), absolutamente fuera del sistema. Por decirlo en términos elegantes: un disparate, un sinsentido indefendible en cualquier terreno en el cual quiera abordárselo.

Vamos por partes

En una comunicación que inmediatamente de conocidas las Resoluciones  entablamos con un importante funcionario de la SRT, su respuesta fue que en el Organismo no había ninguna animadversión contra los productores asesores, y que la decisión fue adoptada en estrictos términos de aplicación del criterio de modernización que propicia el gobierno nacional.

Como, en principio, no teníamos razones para dudar de su palabra (aunque desde hace rato los hechos vienen por otro lado), replicamos que ese criterio, como mínimo, reflejaba una absoluta ignorancia del rol que estos profesionales vienen desarrollando en los más de veinte años de vigencia del sistema de RT y que, en todo caso, si decidieron reformular la operatoria, al menos deberían haberse reunido con quienes representan a dichos profesionales. Otra vez, respuesta contundente: alegan haberlo conversado con una Asociación  representativa de los PAS.

Hasta aquí la versión extraoficial de la SRT.

¿Habían conversado los funcionarios de la SRT con la máxima representación de los PAS, la Federación Argentina de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros de Argentina  (FAPASA)? No, por cierto. Lo hicieron solamente con una de las 22 entidades allí nucleadas: con la Asociación Argentina de Productores de Seguros (AAPAS). Fuimos entonces a la fuente, y su presidente -Roberto Saba- nos aseguró que en la única reunión mantenida en esta materia, el martes 15 del corriente, los funcionarios de la SRT les dieron todos los detalles referidos a la implantación de la póliza digital (Resolución 46), aclarando que era el PAS quien “disparaba” la solicitud. Pero resaltó y nos dejó bien en claro que los funcionarios de la SRT omitieron toda referencia al hecho de que tenían en carpeta lo referido a los Aplicativos, luego concretado en la conflictiva Resolución 47.

Ergo: las restantes 21 Asociaciones y su entidad madre, fuera de juego.

Pregunta pertinente: ¿Y la Superintendencia de Seguros tuvo alguna participación en la materia? No lo decimos considerando el ángulo legal/operativo, sino como una mecánica natural de interacción entre dos Organismos con injerencia en la misma materia. Respuesta pendiente…

El rol del PAS en la cobertura de riesgos del trabajo

En su obra “Asesores seguros. La intermediación de seguros en Argentina” (editorial Dunken, primera edición, pág. 179/181), Manuel Ignacio Lamas, un profesional que conoce en profundidad estas cuestiones, refleja claramente la importante acción desarrollada por los productores asesores de seguros en el sistema de riesgos del trabajo. Y enfatiza la acción fundamental de los mismos para que el sistema no colapsara en oportunidad de la crisis de diciembre del 2001. Por supuesto, recomendamos la atenta lectura de ese trabajo.

Y, finalmente, cabe recordar que en esa oportunidad Lamas, reproduce estas expresiones del doctor Carlos José María Facal, un destacado profesional del mercado, y especializado en el tema, en su libro ”Construyendo una empresa” (Jorge Baudino editores):

“(…) quienes paulatinamente se transformaron en la fuerza de distribución más importante fueron los productores asesores de seguros; sobre todo aquellos que supieron concentrar la demanda en localidades clave del interior del país o que lograron un volumen importante de operaciones en las grandes ciudades. A pesar del enorme esfuerzo de entrenamiento desplegado por las asociaciones gremiales que los nuclean, y por las aseguradoras mismas, su gran déficit inicial fue la capacitación específica en la materia. Pero no fue obstáculo para que, con mayor o menor entusiasmo, con más o menos conocimiento de la cobertura, fueran penetrando, como los vasos capilares, cada rincón de la República donde hubiera un empleador necesitado de cobertura. A la hora de la venta de la afiliación tienen la invalorable ventaja de la presencia cercana y del conocimiento personal del empleador que afilian” (el subrayado es nuestro).

La visión de la SRT respecto de los PAS

Hace más de seis meses tomamos contacto con un PAS, el señor Hernán Pablo Galeazzi, radicado en Trelew, quien había tenido un llamativo  intercambio de mails con la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, a propósito de una consulta que le formulara.

En ese marco, se le respondió que “esta Superintendencia de Riesgos del Trabajo no da intervención a los productores asesores de seguros, atento que el campo de acción de estos, de acuerdo a lo estipulado en el art. 1º de la Ley 22.400, son aquellos que se encuentran dentro del ámbito de la Ley 17.418”.

La gravedad de la respuesta dada por la SRT, nos impulsó a llevar el tema a un distinguido experto del mercado asegurador, el doctor Eduardo Toribio, quien realizó un contundente y clarificador análisis del caso, que publicamos en nuestra edición 296 del 2 de noviembre del 2017. Invitamos al lector interesado en el tema, que acceda a ese esclarecedor texto.

Y ahora entramos en lo que, a nuestro entender, constituye el meollo de la cuestión.

Lo urgente frente a lo importante (las prioridades de los dirigentes)

¿Cuántas veces, estimado y consecuente lector, nos encontró criticando a quienes privilegian lo urgente frente a lo importante? Le obviamos la respuesta: lo hicimos infinidad de veces, aún a riesgo de pecar de reiterativos.

Pues bien, la referencia viene a cuento porque -como venimos explicando-, el viernes ppdo. tuvimos una nueva y contundente demostración de ese aserto, que por supuesto no hemos inventado, sino que tomamos de la experiencia de quienes nos transmiten su sapiencia.

En nuestro sitio web constan dos comentarios de lectores a la nota del doctor Toribio, que nos introducen en la cuestión:

  • “Considero que este tipo de contestación, merece una respuesta pública de los representantes de los PAS, dirigida al funcionario que contestó lo que contestó, y que la difusión entre el público se generalice”.
    Hugo Oscar Bianchi (PAS-Jubilado).
  • “Es lamentable, deplorable y causa vergüenza ajena la contestación del funcionario. Espero que las Asociaciones de productores puedan intervenir o por lo menos exigir una aclaración a este tema”.
    Gustavo Rafael Paz (PAS-San Salvador de Jujuy).

Desde hace más de 30 años, nuestros lectores conocen nuestra permanente postura de apoyo a las instituciones sectoriales. Y, en el caso específico de los productores asesores, acompañando esa prédica con otras acciones concretas (coordinación en Congresos y Jornadas, disertaciones, presentación de ponencias, difusión, etc.)

Pero el hecho de valorar las realizaciones de muchísimos productores que dedicaron su tiempo a las distintas Asociaciones del país y a FAPASA, y a los que lo siguen haciendo, no puede llevarnos a dejar de señalar que, en los últimos tiempos, una parte de la dirigencia está incurriendo en lo que entendemos como un grave error: dejarse llevar muchas veces por “lo urgente en lugar de atender lo importante”; olvidar que “lo cortés no quita lo valiente” y, consecuentemente, que hay que plantear oportunamente ante las autoridades cuestiones insoslayables; que el fair play es una elogiable expresión, no siempre correspondida por la otra parte; que “correr desde atrás”; esto es, no prever decisiones oficiales en materias sensibles, y actuar ex post, generalmente coloca a las instituciones en una situación de debilidad, con los consecuentes resultados negativos, de los cuales todos tenemos suficiente memoria…

El Comunicado de FAPASA rechazando las Resoluciones 46 y 47, ratifica nuestro aserto y (ojalá nos equivoquemos), llega tarde.

Por otra parte, a nuestro modesto entender, queda claro que el alerta formulado en la aludida nota del doctor Toribio, fue desatendido por todas las Asociaciones y por FAPASA y -más grave aún- no fue oportunamente planteada la cuestión ante la SRT, y se cayó en el error de no medir el alcance de las medidas en trámite, que culminaron con el dictado de las Resoluciones 46 y 47.

Y la lista podría seguir, por ejemplo con el “Automóvil Club Argentino” actuando fuera de todas las reglas y compitiendo impunemente con los productores asesores, en una franja de más de 100.000 operaciones, tal como lo venimos denunciando desde hace más de dos años, sin que ninguna Asociación, ni FAPASA, recojan el guante.

Pero lo fundamental quedó expuesto, y como no es momento de entrar en mayores detalles, obviamos el listado de temas puntuales, para no perder el tiempo en debates que -a esta altura- resultarían estériles e inconducentes. Queda dicho y a quien le quepa el sayo, que se lo ponga…

Dirá usted, estimado lector, que deberíamos hablar también de la falta de involucramiento de la mayoría de los PAS en sus Asociaciones representativas, limitándose al facilismo de criticar desde afuera y aplicando los tan conocidos enunciados de “hay que…” y “animémonos y vayan…”, tan representativos de la idiosincrasia de gran parte de los argentinos.

Quizás volvamos sobre el tema, que abordamos hace un par de años, quedando claro que un 70 % de los productores no participaban en sus Asociaciones representativas (hoy, con el crecimiento del padrón, el índice debería estar entre el 75 y el 80%).

Colofón

Cuando esta nota llegue al lector, en la hermosa ciudad de Mendoza se estará desarrollando el 6º Foro Nacional del Seguro conjuntamente con el 2º Encuentro Sudamericano, y a la reunión del Consejo Federal de FAPASA. Allí estaremos, con el honor de integrar el panel de cierre del evento.

No dudamos de que, en ese marco, las cuestiones aquí planteadas serán protagonistas principales de las reuniones. Y, confiamos, podrían constituirse en un punto de arranque para el abordaje de una nueva visión integradora para la profesión, con criterios de conducción de sus entidades representativas, más ajustados a los desafíos ya instalados y a los previsibles en el futuro inmediato. Ello no implicaría desmerecer lo mucho y valioso que se hizo y se hace; pero los tiempos son otros y, consecuentemente, demandan cambios estratégicos y otra dinámica.

Amén.

Raúl Jorge Carreira

raul@contacto-asegurado.com

 

8 Comentarios »

  1. Jorge Alfredo Farmache 7 Junio, 2018 at 12:27 - Reply

    Creo que se comete el mismo error que el gobierno anterior, cuando el Ministro de Trabajo Dr. Tomada afirmaba que el PAS no tiene cabida en un sistema que hace a la seguridad social.
    Lo que no se alcanza a comprender es que la complejidad del contrato de seguros en general, y del contrato de Riesgos del Trabajo también, está dada por la enorme cantidad de cargas y de obligaciones que emergen de dichos contratos, y como afirma el Dr. Héctor Soto, no cumplir con las cargas es muy peligroso y no conocer los derechos es como no tenerlos.
    Quien está en mejor aptitud para hacer llegar, conocer y comprender a los asegurados la diversidad de cargas y derechos, tanto a cumplir como a invocar, es el productor asesor de seguros.
    Lo moderno entonces es entender que el contrato de seguro queda definitivamente calificado y mejorado en todas sus etapas y especialmente a la hora del siniestro, cuando hay un profesional de Seguros que acompaña al asegurado. Dicho profesional además, es importante recalcarlo, trabaja totalmente a resultado y a su riesgo, sin costo monetario adicional para el sistema asegurador.
    También es cierto que la culpa no la tiene el chancho tanto como el que le da de comer y en este sentido nuestra dirigencia sectorial está más cerca del calorcito del poder, que del sacrificio que implica la leal defensa de los intereses que dicen representar.
    Jorge Alfredo Farmache (PAS-Mendoza)

  2. Martín 7 Junio, 2018 at 13:14 - Reply

    Lo que están haciendo es una atrocidad.
    Es una medida “comunista”. Es la intervención del Estado en un eslabón de la cadena de la industria del seguro.
    El Estado toma el rol de intermediario de seguros conectando la oferta con la demanda, quitando al intermediario privado del medio.
    ATROZ.
    Martín Serrano (PAS-Rosario)

  3. BIANCHI Hugo Oscar 7 Junio, 2018 at 14:14 - Reply

    Después de este muy buen comentario explicativo, más me aplaudo por haberme retirado de toda entidad representativa de los PAS, que no representan a los PAS
    En sus albores sin Internet por medio (no existía), nos llegaban notas y comunicaciones por correo en papelería de la Cooperativa Ruta (??).
    Como siempre es un gusto leer los informes que Uds. nos pasan
    Felicitaciones.
    Hugo Oscar Bianchi (PAS-Jubilado)

  4. Daniel Falco 7 Junio, 2018 at 15:23 - Reply

    Cuando algunas compañías piensan solamente en maximizar ganancias a cualquier costo y el Organismo de Control les cumple todos sus deseos (sin evaluar todas las consecuencias), el resultado no puede ser el mejor.
    Cuando la relación es directa entre compañía-asegurado, normalmente se resalta la diferencia de poder entre ambos. Para un vendedor de una compañía lo ÚNICO importante es la venta. Sin un PAS capacitado y objetivo entre ambos, que logre que el consumidor comprenda todas las opciones, los derechos de éste último pueden verse terriblemente afectados.
    No sé si a Uds. les pasó pero, casi inevitablemente, cuando hablo con una persona que tiene un seguro directo, el mismo no sabe la cobertura que tiene contratada ni los alcances de la misma.
    Humildemente, con respecto a las Asociaciones, las pocas veces que me acerqué fue una desilusión, solamente pude ver intereses mezquinos. El día que alguna realice una acción importante voy a ser el primero en solicitar ingresar a la misma.
    ¿Cómo puede ser que a ninguna se le ocurra plantear la universalidad de cobertura de obra social de todos los PAS, por ejemplo? Que haya un importe mínimo de aporte y no un máximo para tener obra social, y si no, que haya que pagar la diferencia es algo contrario a todo concepto de obra social. Es más, parece una práctica comercial.
    Como siempre, buenísima la nota. Es la mejor opinión que uno puede encontrar entre todas las disponibles.
    Un abrazo.
    Daniel Falco (PAS)

  5. martin caeiro 7 Junio, 2018 at 22:49 - Reply

    Estimado Raúl Jorge me quedo con esto último, porque creo que es el puntapié para comenzar a jugar este partido.
    Quedando claro que un 70 % de los productores no participaban en sus Asociaciones representativas (hoy, con el crecimiento del padrón, el índice debería estar entre el 75 y el 80%).
    Martín Caeiro (PAS)

  6. Julio Aquino 7 Junio, 2018 at 23:09 - Reply

    Muy interesante la nota.
    Me deja preocupado, y comparto la idea sobre la velocidad de repuesta de FAPASA y las APAS: parece que están a otra velocidad, en un momento donde los cambios son rápidos. Parecen carecer de reflejos, en la protección de la profesión, que debería ser su principal interés.
    No se entiende realmente. Y creo que es comentario de muchas PAS, quienes no nos sentimos representados o protegidos por nuestras Asociaciones. Supongo que eso también tendrá que ver en que un 70 % o un 80 % no estén afiliados.
    Realmente hace falta un cambio. Es realmente increíble que la SRT pueda sacar Resoluciones así, donde dejan afuera a profesionales capacitados, muchos de ellos con años en el tema, y con carteras importantes, y que las Asociaciones, incluso FAPASA, lleguen tan tarde.
    Es realmente un papelón.
    La SRT no nos ha tomado en cuenta para nada.
    Y por supuesto, no hay una reacción de nosotros mismos, como protesta a este atropello. No hay una manifestación, nada.
    Es preocupante.
    Julio Aquino (PAS)

  7. césar palumbo 10 Junio, 2018 at 13:24 - Reply

    “La culpa la tuvo el otro”, película argentina. Dirección Lucas Demare, con Luis Sandrini.
    A buen entendedor…Sí sólo el 20/30 % de los PAS están asociados a una entidad que los representa, qué poder puede tener ésta en conflictos de tamaña naturaleza.
    Si a seis millones de jubilados se le bajó sus haberes y nadie pestañeó, sólo protestaron los perjudicados, que no pueden hacer paro, midamos con justeza qué pueden hacer nuestras Asociaciones sin el respaldo mayoritario de los colegas. Hay 22 Asociaciones, hagamos otras, o participemos de las que están, de lo contrario no podemos modificar nada. Sólo reiterar el título de la película de Demare.
    César Palumbo (PAS-La Plata)

  8. DIEGO M. HERRERO 11 Junio, 2018 at 19:13 - Reply

    Estimado Raúl, toda decisión tomada sin el consenso de los actores (aun cuando no son reconocidos por la SRT), en cualquier ámbito/entidad, etc. es, ni más ni menos, que una imposición que persigue sólo el beneficio para unos pocos (y no somos nosotros).
    Como siempre, impecable tu comentario.
    Abrazo.
    Diego Herrero (PAS-Tres Lomas-Buenos Aires)

Comentar »

(no damos curso a los comentarios que contengan agravios o expresiones impropias)

*