HOY PASO A “RETIRO”

El seguro en acción 1 Febrero, 2018 1

Charlemos en forma de-VIDA (XIX)

Especial para El Seguro en acción

Recientemente, un prestigioso medio periodístico, presentó un informe titulado: “El sistema de jubilaciones en la Argentina, último en el ranking mundial”, que versa sobre un estudio del sistema previsional realizado en 30 países.

La idea de la consultora es evaluar año a año lo que denomina “Índice Global de Pensiones” y toma una muestra de 30 países en el mundo con una cobertura que alcanza al 60 % de la población mundial.

Argentina, tiene la distinción de poseer el peor sistema previsional de todos los países relevados en el muestreo global.

¿A qué viene este arranque de la nota y al título que le puse?: ahí va…

Que hoy pase a “Retiro”, no implica que deje de escribir sino que, simplemente, me parece oportuno abordar algunos aspectos del Seguro de Retiro, y empezar a pensar en su razón de ser.

Vamos al tema

Son muchas y muy variadas las implicancias económicas de “la jubilación”, pero resumámoslo de esta manera: si te vas a jubilar, ni en pepe vas a tener ingresos parecidos a los que tenías en actividad.

Hagamos un poco de historia. Jubilarse, proviene de Jubilar y este de Jubileo, y a su vez de un verbo del latín “iubilatio” que se cruza con un vocablo hebreo “Yobel” que, en definitiva y sin entrar en tanto detalle, refiere a los gritos de alegría y la época en la que los hombres, cumplidos los 49 años, empezaban a celebrar el ingreso a los 50 con reflexión, y volviendo a la esencia de la vida con gozo y alegría. Es decir, disfrutar con júbilo lo conseguido hasta allí.

Ahora, extrapolados los tiempos, los contextos y las circunstancias, jubilarte significa que fenecieron tus aptitudes y capacidades físicas o intelectuales para continuar realizando las tareas que venias desarrollando.

Ergo, que pasas  a engrosar las huestes de los pasivos que dependen de los ingresos que, por designio divino, te adjudicará el Estado. Y digo “divino”, porque el cálculo de tus haberes podría llegar a ser una cuestión de Fe en la maraña normativa que regula tu derecho a la percepción del beneficio.

Pero espera, no llores…todo tiene solución.

Vamos a los números para empezar a pensar más claro.

Seguramente oíste hablar del 82 %. Y casi con seguridad, también escuchaste decir 82 % “móvil”.

¿A qué refiere eso? Muy sencillo: al 82 % del sueldo que cobra el trabajador que tiene el mismo cargo que vos tenías en actividad.

Esa es, por supuesto, la mayor aspiración de la sociedad de la que formamos parte.

Significa que, en el mejor de todos los casos, si tenías un sueldo de $ 10.000.- en actividad, lo mejor que te puede pasar es que tu ingreso como pasivo llegue a los $ 8.200.-.

Ahora déjame preguntarte, ¿y los $ 1.800.- que faltan quién los pone?

Como habrás leído, te dije que esa es la máxima aspiración de todo nacido en este suelo, pero…

Hoy por hoy, el promedio del índice de cobertura del ingreso previsional, no llega al 70 % del salario en actividad. Lo cual agranda la brecha, lo que vamos a llamar GAP Previsional.

Si, en el ejemplo anterior, te faltaban $1.800.-, ahora te estarían faltando +/- $ 3.000.- ¿Quién los pone?

Es más, para justificar tus lágrimas, te voy a agregar un detalle no menor: los topes.

Si vos sos de los afortunados que tienen ingresos siderales comparados con el vulgo popular, te cuento que la ley impone una prestación máxima. Es decir que tus ingresos futuros no podrán superar la máxima prestación, razón por la cual, podría pasar que tus ingresos previsionales sean equivalentes al 25 % o 30 % de los ingresos que tenés actualmente.

Ahora sí, si querés llorar, llorá, como decía una famosa vedete.

Bueno, calma, calma…

A la pregunta de ¿Quién pone la diferencia?, hay una dulce respuesta. ¡Bahhh! tan dulce no es, porque no hay magia.

¿Sabes de qué se trata?: “Esfuerzo individual en el ahorro”

¿Volvió el chanchito? Nooooo…Eso no da resultado en un país tan ciclotímico en lo económico como el nuestro.

La respuesta son los Seguros de Retiro, pensados para el ahorro en el largo plazo y con una noble razón de ser.

Te propongo que vos también te pases a retiro. Pero antes de la próxima nota, en la que vamos a empezar a desmenuzar opciones de Seguros de retiro, reflexioná sobre esto: te dije que la salvación está en el esfuerzo individual en el ahorro (Y digo “ahorro”, no especulación financiera). No sea  cosa que los clientes se nos vayan para el lado de las Lebacs.

La seguimos en la próxima.

Javier Mario Ramponi

PAS (Vida)- Consultor en capacitación comercial

Un Comentario »

  1. Víctor Fratta 1 Febrero, 2018 at 15:49 - Reply

    Muy importante y ameno el artículo del colega.
    En mi caso he leído sobre el tema en una seria revista de economía. En palabras simples me quedó el siguiente concepto: para el 2030 en adelante la caída del sistema de reparto será notable. Cuando el ideal es: 4 o 5 aportantes por cada jubilado hoy, en la Argentina tenemos 1,7 aportantes.
    Aplicando este concepto a los cambios que se avecinan en la concepción del trabajo tradicional, seguramente el seguro de pensión o vida cobrará fuerza.
    Pero espero que no pase algo similar a la época del uno a uno, donde “solamente se salvaron los que tenían coberturas en el exterior”.
    Víctor Fratta – Asesor

Comentar »

(no damos curso a los comentarios que contengan agravios o expresiones impropias)

*