Pazo: “Nadie va a llamar para que alguien invierta en lo que no quiere”

El seguro en acción 7 Septiembre, 2017 0

El superintendente de Seguros adelantó cambios en la regulación

LA NACIÓN – MIÉRCOLES 6 DE SEPTIEMBRE DE 2017

Florencia Donovan

Juan Pazo, superintendente de Seguros.

El sector de los seguros de vida y de retiro es, tal vez, uno de los negocios financieros más golpeados del último tiempo. La pesificación, la obligación de invertir en activos de dudosa calidad y la falta de instrumentos para cubrirse en un entorno de alta inflación conformaron un combo que dejó al sector que debería resguardar el ahorro de las familias a largo plazo muy retrasado.

Muy crítico de la gestión kirchnerista, el nuevo superintendente de Seguros de la Nación, Juan Pazo, apuesta a recuperar la confianza de ahorristas y de empresas aplicando normas internacionales, a las que el país dio la espalda, aunque no prevé dar marcha atrás con algunas medidas de la última década, como la que prohibió a las compañías de vida y retiro invertir en el exterior.

“Tenemos una visión menos grandilocuente que la del gobierno anterior, pero más ambiciosa”, dijo Pazo a LA NACION, tras participar en el 10º Seminario Internacional, organizado por la Asociación de Aseguradoras de Vida y Retiro de la Argentina (Avira). “Vamos a aplicar la normativa internacional en la Argentina”, agregó Pazó, quien reconoció que en los últimos 12 años no sólo se destruyó la confianza de los ahorristas, sino también la de las compañías.

“Nadie ahora los va a llamar para que inviertan en un inciso K o en un bono que no quieren”, afirmó, en referencia a la gestión kirchnerista, durante su ponencia ante varias centenas de ejecutivos y empresarios de la industria. Una de las medidas que anticipó es la puesta en marcha de una nueva norma de gobierno corporativo. “Da mayor seguridad, mayor solvencia y transparencia. Muchas multinacionales ya saben de qué se trata”, apuntó el abogado.

La norma contempla adecuar los estándares locales a los de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), algo similar a lo que se aplica en el sistema financiero. Implica más control en las estructuras, registros de auditoría, contadores, abogados y directores; determinar cualidades que tienen que tener los accionistas de una compañía de seguros.

Adelantó que la Superintendencia de Seguros trabaja en una nueva norma de inversiones para las compañías, en coordinación con el Ministerio de Finanzas. Apuntará a que las compañías de vida y de retiro apliquen un enfoque de capitales basado en riesgos. Pazo hizo hincapié en la necesidad de que las empresas extiendan la vida promedio de sus inversiones, que hoy es de cortísimo plazo. La norma ayudaría a fomentar la extensión de los plazos de las carteras. “El riesgo va a tener que matchear [estar a la par] las inversiones. Si tu riesgo dura en promedio cuatro años, porque tenés siniestros que tienen ese plazo de resolución, el maturity de la cartera no debe ser de dos años”, detalló.

Consultado sobre la posibilidad de que se rehabilite la posibilidad de que las compañías de vida y retiro inviertan sus carteras en el exterior, Pazo fue tajante: “No. Queremos desarrollar un mercado de capitales nacional”.

El funcionario se mostró confiado en que, después de las elecciones, el Gobierno avance con una nueva ley para el mercado de capitales, donde se contemplan nuevos seguros que puedan indexarse por UVA (la unidad de ajuste por inflación) y por el CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) y beneficios impositivos, para fomentar el ahorro voluntario de largo plazo.

“Necesitamos herramientas [para fomentar el ahorro a largo plazo], como la póliza ajustable y los diferimientos impositivos. Creo que después de octubre las perspectivas van a ser muchísimo mejores”, dijo. “Está probado que los países desarrollados donde ha crecido la actividad tienen beneficios impositivos”, reconoció.

La penetración del seguro de vida y retiro con respecto al PBI es más baja que en otros países de la región. En la Argentina, los seguros representan 3,1% del PBI, pero sólo 0,6% son seguros de vida y retiro, contra 2,1% en Brasil y 2,9% en México. La industria de vida y retiro gestiona inversiones por 1% del PBI, contra 10% de Brasil o 18% de Chile.

Comentar »

(no damos curso a los comentarios que contengan agravios o expresiones impropias)

*