ASEGURADORA FEDERAL: HOY Y AQUÍ

El Seguro en Acción 22 Diciembre, 2016 8

Virtual cierre del año con miles de personas angustiadas por la indefinición del “caso Federal”.

¿Nos preguntamos qué pensarán?:

– Los 410 empleados, que están pasando momentos de tensión y angustia extrema, siempre indeseables, pero a los que en este caso se suma la coincidencia con un momento del año que lo torna más dramático aún.

– Los miles de acreedores por siniestros, los proveedores, los prestadores de servicios, etc. que ven peligrar sus derechos.

– Y ¿qué dirán todos ellos, cuando se enteren la situación real del “apetecible” edificio de la casa central de la aseguradora, al anoticiarse de la información que aportamos en el segmento de cierre de esta nota. Lamentablemente, allí se evaporan varios sueños de un respaldo patrimonial que no es tal.

¿Nos preguntamos cómo duermen?:

– Los auditores y contadores, profesionales en el arte del dibujo, que han armado y/o certificado los balances de esta empresa.

– Los connotados abogados que, en miles de juicios (p.e.: conocemos a un prohombre del seguro que maneja no menos de 3.000 carpetas) vienen poniendo su habilidad profesional, no sólo para la justa causa de la legítima defensa, sino lo peor de “ciencia jurídica” para al chicaneo, haciendo -como los recios full-backs de otrora- que la pelota caiga lo más lejos posible, que el tiempo juegue a favor de Aseguradora Federal, y que se agote el tiempo y la paciencia de los demandantes. Conocemos en detalle un caso que ya cumplió los 11 años desde la demanda, que finalmente hace poco la Cámara determinó la responsabilidad de esta “aseguradora”, y cuyo monto determinado supera los 10 millones de pesos. Simplemente, un botón de muestra…

– Muchísimos productores asesores que, que hasta hace pocos días trataban de llevar calma a sus asegurados y hacia los acreedores, alegando que se trataba de una situación transitoria, que era una cuestión personal de la actual administración de la SSN, que “todo ya estaba arreglado al máximo nivel” (usted entiende…), que habían apelado la medida y que ello había sido concedido, que patapín y que patapán… Pura cáscara vacía que, ante la cruda realidad, durante esta semana -finalmente- los llevó a “hacer el pase total de cartera”. O dicho de otra manera: sacaron a sus asegurados de Guatemala y los llevaron a Guatepeor, como reza el dicho popular.

Obviamente, sin contar con la debida autorización de cada asegurado. Y por aquello de que “a río revuelto, ganancia de pescadores”, en algunos casos reteniendo cobranzas que debieron ser transferidas a Aseguradora Federal, y consiguiendo que la “aseguradora receptora” los beneficie (a ellos, no a los asegurados) “condonando” el pago de los premios de los dos primeros meses a cobertura. Ya que estamos, dinero fresco para aliviar el mal momento…Tenemos noticia de que la SSN está alertada respecto de esta doble maniobra, y es de esperar que actúe prontamente al respecto. Amén.

Y a propósito de la mentada Apelación. En nuestra nota del 1º del corriente, dijimos (punto F) que la entidad “Tiene pendiente la regularización (y sus eventuales consecuencias) de su situación fiscal, no sólo por cuantiosa deuda en moratoria, sino por el traslado a esta Capital, de su sede fiscal, que figuraba en Puerto Madryn por razones de beneficio fiscal”. Pues bien, en ese ámbito chubutense apeló la Resolución 40.191, trámite que recayó en el Juzgado Federal nº 1 de Rawson, a cargo del doctor Hugo Sastre, quien rechazó la competencia para tramitarla. En igual sentido se pronunció luego la Cámara respectiva.

La situación actual

·        El hermoso edificio que ocupa la casa central de la entidad, sito en Balcarce y Chile de la ciudad de Buenos Aires (ver foto), no está incorporado al patrimonio de Aseguradora Federal. Es propiedad de los hermanos Dapero, quienes lo alquilan (a buen precio por cierto), para el desarrollo de los negocios sociales… Usted entiende, estimado lector, cómo es el juego…

·        Y, a propósito, ayer a las 19 horas la entrada principal del mismo (Balcarce 683), “lucía” tal como muestran las 3 fotos que registramos al pie. En ellas, podrá observarse un cartel que indica “Por cualquier tipo de trámite dirigirse a la Superintendencia de Seguros de la Avda. Pte. Julio A. Roca 721 (Diagonal Sur) en el horario de 10,30 a 17,30 horas” (Toda una cortesía, no vaya a ser que alguien pierda tiempo yendo a “la otra” Superintendencia de Seguros. La de la Avda. Belgrano 926) las fotos 2,3 y 4 van al pie de esta nota

·        Vale decir que quienes pretendan presentar algún escrito, consultar sobre alguna cuestión en trámite, retirar un cheque que ya tienen librado, etc., no podrán hacerlo. Vaya de suyo que la suspensión de emisión dispuesta por el Organismo de Control, en modo alguno presupone que la entidad debe dejar de atender al público. Ergo, debemos entender que estamos ante una virtual capitulación…

·        Según nos informan desde Tandil, la oficina de esa ciudad tiene la persiana bajada y un cartel advirtiendo “Estamos en paro”. O sea… Y, detalles más, detalles menos, este cuadro lamentable se reitera en otras sedes.

·        La semana entrante se cumplirá el plazo otorgado en la Resolución 40.191 para que los accionistas de Aseguradora Federal concreten el aporte de $ 631.360.582 Vale decir que en la primera semana del año entrante, el Organismo de Control debería expedirse respecto del futuro de la entidad. ¿Final abierto? Mucho nos tememos que, lamentablemente, el final está cerrado. Quisiéramos equivocarnos, pero…

Raúl Jorge Carreira

raul@contacto-asegurado.com

 

Principales antecedentes del tema:

Historial de sanciones y comentarios de los lectores
Ver Más

Primera versión oficial
Ver Más

Nuestro análisis del tema y comentarios de los lectores
Ver Más

El tendencioso (*) descargo de la aseguradora el 30 de noviembre
Ver Más

¿Qué dijo al respecto el Superintendente de Seguros el 6 de diciembre, reporteado por Tiempo de Seguros?
Ver Más

(*): Lo calificamos así por su enfoque general, pero principalmente por dos párrafos:

a) El que transcribe el artículo 31 en forma parcial, omitiendo la parte final, referida a las sanciones que caben a la aseguradora.

b) La mención a que el déficit (recortado en forma tendenciosa en su monto), equivaldría a solamente “dos meses de producción de premios”, llamando a engaño al lector inadvertido, por cuanto el ingreso por primas no va al bolsillo de los accionistas para que -eventualmente- puedan reingresarlos como aporte de capital, sino que son fondos de terceros que los directivos deben administrar y, por ende, INDISPONIBLES PARA LOS ACCIONISTAS. Otra desvergüenza más.

Los comentarios han sido cerrados. Si desea formular alguno, hágalo a través de la nota existente en http://www.elseguroenaccion.com.ar/?p=16593

8 Comentarios »

  1. Joaquin Alejandro Hernandez 22 Diciembre, 2016 at 17:03 -

    Excelente nota estimado Raúl.
    Lo que parece un cuento de terror no es lo que parece, sino lo que es realmente.
    Las aseguradoras tienen muchísimos derechos, excepto el de ser pobres, es decir, no tener el respaldo económico suficiente para ejercer una actividad economica necesaria no sólo para obtener utilidades, sino también para cumplir un rol necesario en desarrollo y proliferación de la sociedad en su conjunto y responder así al fin y naturaleza del Seguro.
    Ante estas situaciones cabe preguntarse qué sucedió y sin dudas aparecerá nuevamente la postulación de la problemática de la responsabilidad del Estado por omisión de control.
    Va de suyo que la sociedad entera necesita de una Superintendencia, fuerte que desde el ámbito administrativo custodie los intereses de los ciudadanos y pueda llegar antes de que ocurra la catástrofe.
    Y es ante esta cuestión -prescindiendo de colores, banderas políticas o Superintendentes de turno-, que me pregunto cuál ha sido el motivo o causa del cierre de las delegaciones de la Ssuperintendencia de Sseguros en el interior del país.
    Sabido es que Dios atiende en Buenos Aires, aunque aún más sabido es, que se lo necesita en todos lados.
    Ojalá escuche las plegarias de los afectados ante esta situación tan delicada y nos conceda el goce de no volver a ver persianas bajas.
    Cordialmente.
    Dr. Joaquín Alejandro Hernández (Abogado-Rosario)

  2. gustavo 22 Diciembre, 2016 at 17:47 -

    Impecable la nota y las apreciaciones del Dr. Joaquin Hernández
    Atencion Superintendencia ¡cumpla con su rol!
    Gustavo López Salvans (PAS-Córdoba)

  3. P.M.A. 22 Diciembre, 2016 at 18:05 -

    Estimado Sr. Carreira:

    En primer lugar lo felicito por su nota, escrita con mucho rigor periodístico en lo que respecta a la información suministrada, y su valor en marcar de una vez por todas a los responsables de este lamentable estado de la aseguradora.

    Es hora de que el Organismo de Control ejerza su obligación legal en tiempo y forma, minimizando el perjuicio a los asegurados, quienes una vez más tendrán que afrontar con su propio patrimonio el pago de un siniestro que debería haber sido pagado por la aseguradora.

    Es hora también de que la SSN aplique las sanciones que corresponden a todos los co-partícipes necesarios de esta situación, como asimismo a los respectivos Consejos Profesionales.
    Algunos actores continúan con maniobras dolosas según lo informa usted en su artículo. Estas maniobras agravan el perjuicio a los asegurados, ya que la plata que ellos pagaron, en lugar de integrar el fondo de primas de Federal (ante una presumible liquidación de la empresa), fue a integrar indebidamente el bolsillo de unos pocos PAS. Estas acciones deberían ser fuertemente sancionados por la SSN en forma urgente, tal como usted lo pide, además de exigir a todos los PAS que trabajaban con esa aseguradora que informen fehacientemente a los asegurados de la situación legal de la compañía y con qué aseguradora y en que condiciones tienen hoy su cobertura.

    P.M.A. (Córdoba)

  4. Gabriela 22 Diciembre, 2016 at 18:45 -

    Estimados, estoy siguiendo su nota y creo que sería bueno saber también quién es la compañía receptora, quienes firmaban los balances, actuarios, ya sabemos la falta de intervención oportuna del organismo de contralor.
    Esta Cía. ya tuvo sus inicios en Fata Coop que se transformó en S.A. y repentinamente cerró en la ciudad de Rosario, dejando su tendal.
    Como Uds ponen en otra nota, cambió de nombre a Cigna y finalmente Federal.
    Si sabemos los nombres es nuestra obligación decirlo, ya que es hora de empezar a hablar en claro en el mercado.
    Los PAS que operan con estas Cías. ya son expertos “en ríos revueltos” y es importante saber qué entidades se prestan a estos manejos, así prevenimos e intentamos que el seguro cumpla la función para la cual fue creado.
    Gracias.
    Gabriela Rana (consultora)

  5. M.R.. 23 Diciembre, 2016 at 10:11 -

    Sr. Carreira hago un pequeño aporte, más concretamente un alerta a mis colegas. Con el tema Federal muchos han demostrado que no tienen clara nuestra responsabilidad profesional, social y menos la jurídica.
    Los invito para que consulten con especialistas su responsabilidad legal. Además la mano viene cada vez más pesada. Mi abogado acaba de sacudirme con un fallo reciente que me puso los pelos de punta. Es el caso Rocío Soledad Maggio contra Federal, responsabilizando a un productor a la par de la compañía, en base a la ley de Defensa del Consumidor. Dice que somos vendedores de servicios, solidarios con la compañía
    Averiguen. Es para entrar en pánico.
    Saludos.
    M. R. (PAS)
    Nota del editor: en base a lo aportado por el lector y a una conversación privada posterior que hemos mantenido con él (con compromiso de reserva de identidad), se trata del fallo del 1º/9/2016 de la Sala F de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, en los autos “Maggio, Rocío Soledad vs. Aseguradora Federal Argentina y otros. Ordinario”, publicado recientemente en http://www.rubinzalonline.com.ar/fallo/16200/
    Material para juristas especializados…

  6. nicolas 26 Diciembre, 2016 at 10:07 -

    Excelente nota.
    Me gustaría que alguien me diga qué tipo de responsabilidad le cabe a los PAS, ya que era vox pópuli el estado de esta compañía, lo mismo que otras que -se sabe- no poseen el respaldo necesario.
    ¿Y la Superintendencia dónde estaba?
    Muchos actores de esta tragedia estaban al tanto, pero ya sea por corrupción o incapacidad, van a dejar a ciento de miles de personas desamparadas.
    Usted se pregunta ¿cómo duermen esas personas? Yo se lo digo: excelentemente bien. Lo más probable es que en la reunión de nochebuena, entre risotadas y una copita de champagne importado, cuenten la anécdota de cómo se cayó la compañía.
    Gustavo Nicolás Szenczuk (administrativo)

  7. Verónica 28 Diciembre, 2016 at 11:09 -

    Como productora y esposa de un empleado de Federal, padezco consecuencias de esta situación tremenda que se vive hoy.
    Es realmente desolador el panorama y el ambiente.
    Una tristeza inmensa como familia y como profesionales.
    Verónica Navarro (PAS-Las Heras-Mendoza)

  8. mal 28 Diciembre, 2016 at 18:41 -

    Lo felicito por la nota y le agradezco la información, muy profesional de su parte.
    Creo que esto pasa por falta de fiscalización rigurosa y sin atenuantes, porque no solo está en juego el patrimonio de los asegurados sino también de terceros, productores y empleados.
    Por culpa de gente sin escrúpulos que hoy abren una compañía de seguros y le cambian el nombre, la cierran , mañana abren otra y siguen así por la vida, en este país sin ningún tipo de inconveniente.
    Gracias a que desconfié, hace mucho deje de trabajar para esta compañía.
    Alberto Marini (PAS-Necochea)