EL REASEGURO PASIVO EN LA ARGENTINA II

Especial para El Seguro en acción

 

Hemos publicado ya la primera parte de esta nota, referida al interesante trabajo publicado por la SSN sobre el reaseguro pasivo local en la última década.

En esta segunda entrega nos dedicaremos a reproducir y analizar las cifras difundidas por el ente de control, correspondientes a los tipos de contratos, formas de contratación y países de los reaseguradores, con indicación de las cifras respectivas.

 

Primas según tipo de contrato y forma de contratación

 

Un problema general que presentan las cifras publicadas, es que analizan el tema, sólo desde la forma de contratación (Automáticos y Facultativos) y no sobre el tipo de cobertura (Proporcional y No proporcional), que hubiera permitido apreciar a evolución producida en este tema.

 

En materia de la forma de contratación tenemos que, mientras en el 2003 casi coincidían los volúmenes de primas cedidas en forma automática en contratos obligatorios y bajo facultativos, a partir de entonces se van aumentando las cesiones automáticas, mientras los facultativos se mantienen con muy poco crecimiento. Por supuesto el cambio se debe al paulatino incremento de los contratos obligatorios, que se han ido concertando en el mercado.

 

Las primas cedidas en el 2003 fueron, en cifras redondas, de $

1.800 millones en los dos tipos de operaciones. A partir de entonces se van distanciando las cifras, por un crecimiento importante de los contratos automáticos, que alcanzaron en el 2011, los $ 3, 849,2

Millones, mientras que los facultativos llegaban a $ 1.968,8 millones, casi sin crecimiento.

 

Desde el punto de vista de la forma de contratación de las operaciones, han sido bastante parejas las efectuadas con o sin intermediarios, hasta llegar casi a coincidir en 2010 y 2011.

 

Es importante señalar que, en materia de Seguros de Personas, sólo se consideran Retiro y Otros Seguros de Personas, involucrando en este sector a todas las variadas coberturas sobre la vida humana.

No se discrimina la proporción de operaciones gestionadas por intermediarios en cada tipo de cobertura, que osciló globalmente en el período considerado, entre el 2% y el 4,8% respecto de las primas. La causa justificativa de este hecho radica en el importante volumen de los Seguros de Vida Colectivos, de carácter masivo, sin intervención de intermediarios,

 

Las cifras publicadas no discriminan las primas correspondientes al Seguro de Automóviles, que es el ramo de mayor primaje en el mercado, junto con Accidentes del Trabajo.

 

Los siniestros recuperados

 

En materia de siniestros recuperados de los reaseguradores, el importe total del 2011, alcanzó la cifra de $ 2.416,4 millones, que se originó en un 68% en coberturas de Contratos Automáticos y en 32% de Facultativos y, por mitades, provenientes de operaciones directas o a través de intermediarios.

 

En lo referente a siniestros recuperados por vía del reaseguro, respecto de los Seguros de Daños Patrimoniales, lamentablemente sólo se individualiza el seguro de Riesgos del Trabajo y el ya pasado Seguro de Transporte Público de Pasajeros, englobándose el resto de ramos bajo el rótulo de “Otros Seguros de Daños Patrimoniales”, que son el grueso de la cartera nacional.

 

Riesgos del Trabajo alcanzó en el 2011 un recupero del reaseguros de $ 360,5 millones, mientras que el resto de los ramos patrimoniales, en conjunto, durante todo el período decenal analizado, siempre superó anualmente los $ 1.000 millones.

 

Modalidades técnicas

 

El contenido de la publicación difundida por la SSN, no ha discriminado las operaciones según la naturaleza técnica de la cobertura reaseguradora. En este sentido, consideramos que sería interesante que se ampliara este útil aporte técnico, publicando una serie mostrando la evolución experimentada por el mercado, en cuanto a la contratación de Reaseguros Proporcionales y No Proporcionales, según los ramos.

 

Continuando el análisis del material de la interesante difusión de datos del mercado, pasamos a considerar el aspecto de los Contratos Automáticos y Facultativos.

Desde este punto de vista, las cifras muestran algunas diferencias entre ambos tipos de contratación, Lamentablemente, como decíamos en el párrafo inicial de este artículo, el análisis solo se refiere a la forma de contratación y no al tipo de cobertura.

Analizando los datos aportados, se advierte que debe existir una clara diferenciación en el desenvolvimiento de ambas formas contractuales, que no se marca en el material ofrecido.

 

En los Contratos Automáticos, hasta el año 2004 existía una paridad

total entre primas pagadas y siniestros cobrados, a lo cual habría que sumar a favor, la comisión de reaseguro recibida por las cedentes en las coberturas proporcionales.

Parece oportuno aclarar el por qué, de esta comisión de reaseguro, pagada (o más bien “devuelta”) por el reasegurador, en los reaseguros proporcionales. El origen de esta “devolución” es el

siguiente.

 

En los Reaseguros Proporcionales la aseguradora paga como prima de reaseguro, el mismo porcentaje de la prima directa que el porcentaje reasegurado, respecto del valor del bien cubierto. Como toda prima directa contiene “invisiblemente” una determinada parte correspondiente a la comisión de adquisición pagada por la cedente al intermediario de la póliza, y otra destinada a solventar los gastos de administración, el reasegurador devuelve a la cedente como comisión de reaseguro un importe pactado sobre esta materia, quedándose entonces teóricamente sólo con la “prima de riesgo”.

 

Ariel Fernández Dirube

 

Consultor y docente

 

arieldirube@fibertel.com.ar

 

 

 

 

 

Ver más

Deja un comentario

12 − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.