UN AVANCE EN LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE EN EL SEGURO

Especial para “El Seguro en acción”

El mercado asegurador celebra la designación de la Dra. Cora P. Smolianski al frente de la recientemente creada Coordinación Antifraude de Seguros, dentro del ámbito de la Gerencia de Inspección de la Superintendencia de Seguros.

Mediante la Comunicación nº 3378 del 22/11/2012, la Repartición ha puesto en funciones de la nueva Coordinadora, con las ambiciosas tareas de implementar y coordinar las medidas que se dispongan en orden a fomentar actividades de capacitación; y la elaboración de pautas y políticas para combatir el fraude; otorgando e innovando en controles in situ e inspecciones off-site para evaluar la eficacia del control interno de los operadores. Se pretende también la promoción de iniciativas tendientes a generar ámbitos de encuentro adecuados, a fin de que la industria del sector comparta sus experiencias, prácticas, tácticas y estrategias relativas a esta materia.

Se da un paso importante en esta tarea de prevenir el fraude en el seguro, un flagelo que sufre la industria toda, con pérdidas millonarias afectando la solvencia de las aseguradoras, en perjuicio de sus asegurados y la víctimas sujetas a reparación.

La Dra. Smolianski tiene mucho trabajo por delante porque todo está por hacerse. Destacamos de la normativa, las facultades de control que se otorgan a fin de la detección del fraude.

Otros países con mayor tradición aseguradora y protección a la industria, han creado además de estructuras gubernamentales encargadas del combate al fraude en el seguro, fiscalías especiales, cuerpos de investigadores de la justicia altamente entrenados en este tipo de flagelos y un compromiso de los principales actores con el fin de mantener la esencia aseguradora, es decir, pagar lo que corresponde a quienes están cubiertos.

La clave estará, por supuesto, en la intervención del Poder Judicial en la problemática. Se sabe que, muchas veces, cuando se descubre el fraude en el seguro, las propias aseguradoras “no hacen la denuncia penal a la Justicia” y se “conforman” con el desistimiento de los reclamantes de sus injustas e inventadas indemnizaciones. El “premio” de tanto esfuerzo para desbaratar estas bandas de delincuentes, es solamente no pagarles la estafa.

Por algo se empieza entonces. Esta decisión de la SSN de incorporar el tema del fraude a la agenda de trabajo y al staff de profesionales, es una bocanada de aire fresco que nos anima a pensar que, por fin, el propio Estado comienza a tomar su rol ineludible. Habrá que esperar que la Justicia también lo haga, incorporando especialistas en la materia, condenando a los estafadores, y metiéndolos presos, con procesos ágiles, dinámicos y contundentes.

Adviértase que de los casi 60 mil millones de pesos de primaje de seguros de nuestro país (medidos de julio 2011 a junio 2012), el mayor porcentual se gasta en el pago de siniestros, y las estimaciones extraoficiales (pues no contamos con estadísticas oficiales aunque ahora la SSN comenzaría a trabajar en ello), calculándose que entre el 10 y el 20% de los pagos que se efectúan son por siniestros fraguados, exagerados o inventados.

No hay rama de seguros que se encuentre exenta de la problemática y del fraude, incluso agravado porque “los cómplices” son muchas veces empleados corruptos de las propias aseguradoras ¡ y de esto no se habla !

En concreto podemos señalar.

  • El fraude es “la conducta ilícita del tomador, el asegurado o el beneficiario contra el asegurador, que mediante engaño, pretende obtener un beneficio pecuniario en provecho propio o de un tercero”.

  • Los fraudes en seguros abarcan a todas sus coberturas.

  • Como bien ha dicho la doctora Smolianski en muchas de sus presentaciones, el fraude contra el asegurador es el de mayor asiduidad y relevancia, pero hay otras formas fraudulentas muy graves en el sector, v. gr., cuando se produce una apropiación por retención de primas por parte de un PAS.

  • El fraude adquiere en la actualidad una dimensión tal, que amenaza no sólo la rentabilidad sino a la subsistencia misma de la industria del seguro.
  • Los defraudadores de seguros tienen una buena formación educativa y por regla general provienen de familias ordenadas.

 

  • Existen delincuentes ocasionales y delincuentes profesionales. En general los fraudes de baja cuantía son cometidos por los ocasionales, y los restantes por profesionales;.

 

  • Alienta al defraudador:

 

  1. Haber cometido un fraude sin ser identificado genera que los delincuentes ocasionales se conviertan en profesionales, por el éxito obtenido en perjuicio del seguro;

 

  1. La falta de control por parte de las aseguradoras;

 

  1. La ley benévola ;

 

  1. La ausencia de condena social del ilícito;

 

  1. El desinterés jurisdiccional.

 

Como problemática adicional, se advierte el uso indiscriminado del instituto del “beneficio de litigar sin gastos”, en claro perjuicio a la industria, que debe soportar juicios que incluso ganándolos, tiene que abonar costas judiciales.

 

Además, se debe reformar el actual sistema de cobro de honorarios de los peritos, que se encuentran “asociados” al monto del reclamo. Este esquema forma parte de un círculo vicioso que es necesario erradicar.

 

Un claro ejemplo de la lucha eficiente contra el fraude en el seguro y el involucramiento de los poderes del Estado, resultan los médicos y los abogados encarcelados y procesados recientemente en la ciudad de Córdoba, por defraudar al sistema de Riesgos del Trabajo.

En fin, desde esta columna, le deseamos a la colega designada en mayor éxito en su gestión, que redundará en beneficios para la industria, la comunidad, los asegurados, las aseguradoras y las víctimas que habrán de recibir su justa reparación.

 

Dr. Guillermo H. Bolado

Abogado

bolado@bolado.com.ar

Ver más

Deja un comentario

1 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.