RENATA WITT: UNA PAS QUE INGRESA A LA HISTORIA DEL SEGURO

wittEn la columna “Cortito y al pie” de nuestra edición anterior anticipamos que el Programa “El Seguro va la escuela”, había tenido inicio formal el miércoles 12 del corriente, en una escuela de nivel secundario de la provincia de La Pampa.

El dato puntual es que la localidad a la cual le tocó en suerte este privilegio, fue Eduardo Castex: una ciudad pampeana netamente agrícola ganadera situada a 82 km. al norte de su capital, Santa Rosa, que cuenta con 10.000 habitantes.

Y quien tuvo el honor de ser la primera “facilitadora” (tal el título oficial dentro del Programa), fue la productora asesora Renata Witt, matriculada como tal en abril del año ppdo., con matrícula nacional nº 77.223.

Esta dignísima representante de la comunidad castense (la calificación cabe después de haber conversado con ella casi un par de horas), tiene 29 años, es licenciada en Relaciones Internacionales y, en lo específico del Programa que venimos comentando, participó del Curso realizado en Buenos Aires el 1º y 2 de julio ppdos., del cual dimos cuenta oportunamente.

El Seguro en acción tuvo oportunidad de dialogar largamente con Renata, y nos complace presentarla ante nuestros lectores.

El Seguro en acción (ESA): Te agradecemos que nos permitas la primicia de presentarte formalmente ante la comunidad aseguradora. En primer término nos interesa conocer cómo llegaste a esta actividad.

Renata Witt (RW): Estaba completando mi carrera de grado en la ciudad de Tandil, y cuando solamente me faltaba defender mi tesis para acceder al título, tuve la desgracia de perder a mi padre, como consecuencia de un accidente de tránsito. Ello cambió mis planes y me reinstalé en mi lugar de origen, hasta que -por una relación con un productor asesor local que estaba por dejar el ejercicio de la profesión-, decidí hacer el curso correspondiente y me volqué de lleno a esta hermosa profesión.

ESA: ¿Y cómo llegaste a este rol de capacitadora en el Programa?

RW: Un poco por azar y otro poco porque cuando, luego del Curso de julio en Buenos Aires, conversé con las autoridades tanto de la escuela primaria como de la secundaria de mi pueblo, y ellas acogieron de inmediato la idea y me concedieron fecha para la realización. De allí a informar a la Superintendencia y a que me confirmaran la charla hubo sólo un paso.

ESA: En rigor, eso se llama “azar, más empuje y vocación”…

RW: …quizás sea así. Lo importante es que encontré en “el Seguro” mi lugar como profesional, porque yo de Relaciones Internacionales no hice prácticamente nada. Entonces, me he dedicado a los seguros, empecé con la docencia en el secundario. Y esto de las escuelas, fue como un nexo. Y encima voluntariado, que no estaba haciendo ninguno. Creo también que cuando uno le pone mucha energía y desea algo, salen estos buenos productos o resultados.

ESA: Y, al parecer, te has consustanciado con esta actividad.

RW: Es así. El Seguro tiene un ingrediente social que nos da una visión diferente del mundo. Y en cuanto a la docencia, trabajar sabiendo que estás ayudando a alguien, que te da mucho sin recibir nada material a cambio, sino simplemente satisfacción y sabiendo lo que estás aportando, eso es impagable. Resultó invalorable dar la charla, ver cómo los chicos se cautivaron con el tema, percibir el interés con que preguntaron… Y volver a mi casa con la carpeta con el sticker de El Seguro va a la escuela y de la Superintendencia debajo del brazo…La verdad es que eso no se paga con nada.

ESA: ¿Vos tenés conciencia de que has entrado en la historia del seguro? Porque tuviste a cargo la primera acción sistemática dentro de un Programa que marcará un antes y un después, en el desarrollo de la cultura aseguradora.

RW: Cuando en nuestro primer contacto telefónico me dijiste eso, interiormente me dije “qué bueno que uno, impulsado por sus propias convicciones (porque realmente creo en este Programa y considero que realmente podemos lograr un gran impacto social en los niños y en los jóvenes), lleguemos directamente no sólo a ellos sino a las familias y, en definitiva, a toda la comunidad. Más de allá de ello me dije “qué bueno que uno haga estas acciones y tenga impacto, por rebote, en lugares en que no esperaba”. Siempre quise ser parte desde que supe de la existencia de este proyecto, pero ser la primera fue también producto del azar. Cuando me lo anunciaron desde la Superintendencia, sentí una emoción enorme y una gran responsabilidad.

ESA: ¿Cuál fue tu balance luego de la primera charla que, entendemos, la desarrollaste el 12 de agosto a partir de las 9 horas, en el colegio secundario “Lic. Hugo Peinetti” ante alumnos de 4º año, vale decir de adolescentes de 15 años de edad, en general?

RW: La califico como positiva y enriquecedora tanto para los chicos, como para mí en lo profesional y en lo personal. Me encontré en primer término con un grupo de jóvenes que respondieron de un modo que bien podemos calificar como asombroso, contradiciendo lo que hoy tanto se comenta sobre el presunto desinterés de los adolescentes, pero me encontré con que estaban interesados y preocupados, y pudieron identificar claramente la problemática en esta materia dentro de la sociedad en que se mueven, los riesgos a que están expuestos, cómo prevenirlos y el rol del instrumento que llamamos “Seguro”. Ese cúmulo de conocimientos lo pudimos trasladar a experiencias cotidianas y eso fue lo rico. Los debates, sus preguntas, la cara de asombro al ver un video que le pasamos. Yo que lo había visto varias veces, además, las situaciones las tomé como naturales, pero ellos no. Qué vieron, cómo identificaron el riesgo, cómo se puede prevenir… Se miraban entre ellos y hacían acotaciones sumamente interesantes. Una hermosa experiencia.

ESA: ¿Y respecto de los chicos del quinto grado de la primaria nº 44, casi todos ellos de 10 años de edad. Esto sucedió el miércoles 19 a las 14:40?

RW: Efectivamente. Fue emocionante ver como los chicos, materializándolo en juegos y en otras actividades, entienden que pueden prevenir ciertas cosas (o sus consecuencias dañosas). Fue sumamente rico porque ellos identifican esa parte de dónde está el riesgo y ya saben que está en manos de ellos prevenirlo. Pero también comprenden que hay ciertas cosas que no las podemos prevenir. Salió el tema de los accidente vehiculares, donde uno puede tener su auto en buenas condiciones, viajar con luces encendidas y con el cinturón de seguridad colocado, con un seguro adecuado, pero sin embargo esas medidas no logran impedir que nos veamos sorpresivamente enfrentados a un evento. Y comprendieron rápidamente que para esas situaciones que no podemos prevenir, existe la figura del Seguro.

Que el que contrata un seguro no está al libre albedrío, no está desamparado, sino que existe una figura que lo protege. Y yo traté de hacer énfasis en esto y se los comenté porque les di tiempo. Luego se acercaron los chicos con consultas sobre sus propias vivencias, sus anécdotas, y sus “a mi papá le pasó,…y mi mamá me contó que…” Y demostraron estar realmente inquietos e interesados en esta problemática, y en la de la sociedad en la cual viven. Fue una experiencia súper positiva

Además, como los juegos son muy didácticos, resultó muy divertido para ellos. Y hubo una excelente relación con la profesora y quedaron pendientes algunas tareas, sobre las cuales volveré para completar el proceso. Luego de ello, los chicos transmitirán al resto de la escuela qué les quedó de este aprendizaje y de esta experiencia.

ESA: Qué nos podés decir de la repercusión de ambas charlas, en la comunidad castense.

RW: Hubo una muy buena repercusión en la comunidad en general, me hicieron una nota en el canal local. Muchos comentarios y llamados… Y a partir de esta nota de ustedes, de repercusión nacional, indudablemente ello se potenciará enormemente.

ESA: Tenemos la absoluta convicción de que la difusión del seguro, orgánicamente instrumentada ahora a través del Programa “El Seguro va a la escuela”, complementará una trilogía ya instalada en nuestra sociedad, a través de la enseñanza, desde las escuelas, de las cuestiones que tiene que ver con la ecología, la seguridad vial y la educación sexual, materias esenciales, hoy percibidas definitivamente y cuyos primeros resultados concretos (siempre perfectibles), han contribuido para el desarrollo social y la comprensión general respecto de estas cuestiones. A esta mesa le faltaba la cultura aseguradora, que tanto los productores asesores como otros profesionales provenientes del ámbito empresario sectorial, tienen la enorme responsabilidad de llevar adelante.

RW: Coincido totalmente con esos conceptos. Creo profundamente en este Programa. No podemos separar el seguro de lo social, como lo repito en el curso de aspirantes a la matrícula

Los PAS tenemos la gran misión de ser agentes del cambio, porque en nuestras manos está ser modelo de acciones correctas, frente a ciertos hábitos y malas conductas, empezando por el respeto de las reglas del tránsito. Predicar con el ejemplo. Ser ejemplos de buenas acciones.

Este Programa es para nosotros una gran herramienta para que seamos agentes del cambio en el medio en el cual desarrollamos nuestro trabajo, y por qué no, trasladarlo a otros ámbitos para hacer entender que el Seguro no es sólo algo que tenemos que contratar por obligación y para el auto, sino que nos abre un abanico de posibilidades que generalmente la sociedad no conoce

Y en lo personal, no pasar por esta vida simplemente con una actividad profesional, sino también dejando cuestiones de provecho para la comunidad en la cual estamos insertados. Salir de nuestra zona de confort y asumir mayores desafíos. Y esto también se da cuando asumimos la responsabilidad de actuar como docentes en este Programa. Por más que previamente nos preparemos en forma adecuada, el día “de la acción” nos exponemos a un riesgo, porque ignoramos la respuesta, la recepción que vendrá del otro lado. Dar y recibir enriqueciéndonos mutuamente.

ESA: Renata, te agradecemos profundamente este privilegio de poder transmitir a más de treinta mil de lectores especializados en esta actividad, tu experiencia tan singular. Te felicitamos por lo actuado y hacemos votos por tu creciente desarrollo personal y profesional.

RW: Yo soy la agradecida hacia El Seguro en acción, porque sé de su importante presencia en este mercado. Y finalmente quiero aprovechar esta oportunidad única, para dejar constancia de mi profundo reconocimiento hacia el señor superintendente de seguros de la Nación, licenciado Juan Bontempo, a todo su equipo abocado a este Programa, a las autoridades de FAPASA y de nuestra Asociación regional (en la figura del señor Fabián Alvarez), de la señoras directoras de ambas instituciones escolares que nos dieron un apoyo incondicional, y del cuerpo docente que tanto facilitaron estas acciones. He tenido el enorme privilegio de participar en este Programa y seguiré ligada al mismo por siempre.

ESA: Gracias a vos, nuevamente. Y nuestra breve reflexión final: esta vez, Dios dejó de atender en Buenos Aires, recorrió 700 kms., se instaló en la progresista localidad de Eduardo Castex, y completó la primera página de una nueva historia. Enhorabuena.

Raúl Jorge Carreira

 

LOS ACTORES DE ESTE ACONTECIMIENTO

Colegio Lic. Hugo Peinetti (secundario)

Listado de alumnos que estuvieron en el taller:

Bastida Agustina; Bembenuto Luis Alberto; Bouson Santiago Rubén; Bruno Heim Román; Byrne Evelyn; Cajal Agustina; Castillo Daniel; Dasso Dana Pilar; Domínguez Melanie Alfonsina; Enter Ochoa Emanuel; Feininger Macarena Lis; Fernández Nicolás; García Florencia; Gatti Gian Marcos; Giammaleri Luisina Mariel; Martin Xavier; Ortiz Casandra; Pare Leonardo Iván; Pérez Andrés; Puebla Nicolás; Ríos Ivana Suyay; Ríos Lautaro Miguel; Rodríguez Contreras; Leticia Mailén; Ruiz Rocío; Sabugo Juan Bernardo; Shab Daiana; Sol Dayana Belén; Sueldo Florencia Ivana; Sueldo Luz Ángela; Sueldo Silvana; Torres Díaz Florencia; Torres Xenia; y Vanderhoeven Anahí (34)

Directora: Molina Sara

Vice-directora: Moreno Silvana

Profesora: Sueldo Sonia

Escuela Nº 44 – Dr. José B. Zubaiaur:

dsaasdsadsad

Nota del editor: con posterioridad a ese envío, se nos hizo saber que Lautaro Carballo, no asistió ese día. En consecuencia, participaron 12 alumnos.

Ver más

2 Thoughts to “RENATA WITT: UNA PAS QUE INGRESA A LA HISTORIA DEL SEGURO”

  1. Felicitaciones colega. Excelente trabajo y una nota para que muchos aprendamos a brindar al prójimo algo más de lo que podemos dejar como enseñanza.
    César Aprile (PAS)

  2. Felicitaciones por el Programa.
    Cuando más ahondemos los derechos en los niños y jóvenes, más prevenido estaremos. !Son grandes replicadores de los derechos!
    Nuevamente, felicitaciones.
    Fabio Prato – Director de Defensa del Consumidor – Municipalidad de Trelew (Chubut)
    Nota del editor:
    El señor Prato lidera el proyecto “Defensa va a las escuelas” en donde se informa sobre los términos de la Ley de Defensa del Consumidor. En nuestra próxima edición informaremos al respecto.

Deja un comentario

20 + 20 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.