Moody’s cambia a negativa la perspectiva de la industria latinoamericana de administración de activos a causa de la volatilidad histórica en la región por el brote de coronavirus

  • El presente escenario de volatilidad extrema limitará el flujo a los fondos de América Latina y las comisiones de los administradores de activos.
  • Las posibles implicaciones para los niveles de desempleo y en la actividad económica ejercerán presión sobre los activos administrados (AUM, por sus siglas en inglés) de los fondos, especialmente en México, Perú, Chile y Colombia.

La perspectiva de la industria latinoamericana de administración de activos ha cambiado a negativa desde estable ante el brote de coronavirus y la caída del precio del petróleo, señaló hoy Moody’s Investors Service en un nuevo informe. Las monedas latinoamericanas, así como los mercados locales de capitales, han sufrido volatilidades significativas que limitarán el flujo a los fondos de la región.

«El aumento de la volatilidad como resultado de los acontecimientos producidos por el virus, la caída esperada de la economía y la depreciación de las principales monedas de América Latina debilitarán los flujos de inversión en la región en 2020», afirmó José Ángel Montaño, Vice President – Senior Analyst de Moody’s. Las principales monedas latinoamericanas han tenido una depreciación mayor al 25% en promedio en el último mes, y los índices de renta variable más relevantes han experimentado una volatilidad extremadamente alta.

La crisis económica y la mayor volatilidad del mercado seguirán afectando las perspectivas de la industria brasileña de administración de activos y Moody’s no espera una reactivación antes de fin de año. Además, las posibles consecuencias del coronavirus sobre el desempleo y la actividad económica también ejercerán presión sobre los AUM de los fondos, especialmente en México, Perú, Chile y Colombia.

Los administradores de activos mexicanos podrían estar entre los más afectados en la región por la pandemia tomando en cuenta el débil desempeño económico en 2019 y el empeoramiento de las perspectivas para el país en 2020. En Argentina, la perspectiva para la industria de fondos sigue siendo negativa, a pesar de haber demostrado una resiliencia notable a la fuerte volatilidad de los mercados locales y globales.

 

 

 

Ver más

Deja un comentario

17 − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.