HACIA UNA CONCIENCIA ASEGURADORA EN LAS GENERACIONES PRESENTES Y FUTURAS

WittwerLOS (+) y LOS (-) – Nota VI

Lic. Nicolás Wittwer Pruyas

Especial para El Seguro en acción

Dentro de nuestro querido “mundo del seguro argentino”, no creemos en la mirada blanca y radiante; ni en la visión negativa y cerrada; ni coincidimos con quienes quieren seguir escondiendo la basura debajo de la alfombra. Nos jugamos por la visión global, exponiendo los (+) y los (-), para generar el análisis y el debate enriquecedor. De eso se trata esta columna.

La toma de conciencia por parte de la ciudadanía en relación a los diferentes riesgos a los que nos encontramos expuestos a diario, y el conocimiento del seguro como herramienta de previsión, resultan dos caras de una misma moneda. Sin el factor del riesgo, no existiría el seguro. Pero sin conciencia del riesgo, es como si el mismo no existiera. En consecuencia, el ciudadano no tendrá nada que mitigar, lo que equivale a pensar que no necesitará contratar ningún seguro.

Si hay algo en lo que se debe trabajar en nuestro país, tanto desde el ámbito público como desde el privado, es en la educación con relación al concepto de riesgo y en generar políticas de previsión y de prevención. Asimismo, y como todos sabemos, difundir que el seguro cumple un rol directo en materia de previsión y uno indirecto en materia de prevención.

Según los resultados del Estudio de Diagnóstico realizado por el CINEA, dependiente de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), la mitad de los encuestados no asocian al seguro como una forma de ahorro para hacer frente a situaciones de riesgo que se puedan presentar a futuro. Ese resultado constituye un obstáculo para el potencial de crecimiento de la actividad aseguradora en nuestro país.

Por otro lado, el conjunto de iniciativas, públicas, privadas o mixtas, deben desarrollar diversas estrategias y metodologías según cuál sea el segmento de la población a la que están dirigidas. No es lo mismo el desarrollo de acciones educativas para alumnos del primario, para estudiantes secundarios y/o universitarios o bien para adultos jóvenes y mayores.

En la actualidad sobresalen una serie de iniciativas para seguir de cerca y colaborar para alcanzar los mejores resultados.

La primera de ellas, por el potencial impacto a mediano y largo plazo y porque demuestra que el tema se ha transformado en una política de Estado, proviene del sector público, concretamente de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). En el marco del Plan Nacional Estratégico del Seguro 2012 – 2020 (PlaNeS), entre cuyos objetivos se encuentra el de fomentar la cultura aseguradora, se desarrolló y se encuentra listo para su implementación, el programa “El Seguro va a la Escuela”. ¿En qué consiste?

Consiste en la elaboración, conjuntamente con el Ministerio de Educación de la Nación, de material didáctico apto para estudiantes de nivel primario y secundario. Esto, a su vez, acompañado con el armado de clases que transmitan el conocimiento de forma llana y acorde a las diferentes edades. El contenido del material persigue, fundamentalmente, brindar un acercamiento al concepto del riesgo, como así también poner en conocimiento de los estudiantes el rol del seguro como mecanismo de previsión y permitir su identificación en los dos grandes ramos y acercarlos a los seguros más comunes, con los cuales conviven a diario.

El rol de los productores asesores de seguros resultará de suma importancia para el desarrollo y el dictado de las clases, ya que serán ellos los que, una vez que hayan incorporado ciertos principios y herramientas pedagógicas, tendrán la responsabilidad de transmitirle a los jóvenes los conceptos básicos.

A su vez, resulta menester destacar que la política pública impulsada por la SSN y elaborada bajo la tutela del Ministerio de Educación, contó con la colaboración de diferentes actores del sector privado, en línea con el espíritu participativo del PlaNeS.

La política a la que venimos haciendo referencia, contiene otro eje fundamental constituido por el involucramiento de los docentes. En ese sentido, según lo planificado, se los capacitará a través de material didáctico específico. Esto garantizará que la formación en materia de seguros de las nuevas generaciones, pueda ser sostenida más allá de la continuidad de la política concreta, ya que pasará a formar parte del bagaje de conocimientos y enseñanzas de los docentes.

Por su parte, el éxito del eje anteriormente señalado, nos permite aventurar que quizás estemos en presencia de la semilla que transformará al seguro en parte de los contenidos obligatorios en la educación formal, tal cual lo ocurrido con la seguridad vial, por ejemplo.

Como un eje complementario, destinado a un público infantil, la SSN firmó un convenio con el canal EducAR, a través de cuya señal se transmite Paka Paka. A través de ese convenio, el seguro será un tema de conversación entre el personaje principal de la mini serie, Zamba, y uno de nuestros próceres, el Gral. Manuel Belgrano.

Asimismo, el set de políticas públicas destinadas al fomento de la cultura aseguradora no se agota en los jóvenes. Un convenio recientemente firmado con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) va a permitir la transmisión de cortos audiovisuales en la totalidad de los espacios INCAA de nuestro país, con contenidos relacionados con la actividad aseguradora.

Por su parte, adentrándonos en el sector privado, la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA) realizó, en el marco de una campaña de concientización de seguros de personas, pequeñas intervenciones teatrales en lugares públicos de alto tránsito, donde los ciudadanos se topaban sorpresivamente con actores que, apelando al humor y a la parte visual, transmitían un mensaje acerca de la importancia de contar con un seguro.

Además, recientemente AVIRA lanzó un concurso denominado “Creando Conciencia Aseguradora”, cuyo objetivo principal es el de concientizar (valga la redundancia), acerca de la importancia de contar con un seguro de vida o de retiro. Lo novedoso del concurso es que la convocatoria está dirigida a estudiantes universitarios vinculados a las artes gráficas y/o audiovisuales, personas no especializadas en la actividad aseguradora, para que produzcan contenidos originales, rompiendo con las estructuras rígidas que suelen prevalecer en el ámbito asegurador. La convocatoria se encuentra abierta a estudiantes y a universidades (públicas y privadas) y cuenta con premios que van desde incentivos económicos, como así también la difusión de los videos ganadores a través de los espacios INCAA de todo el país.

De acuerdo a lo comentado precedentemente, resulta importante destacar que todas las iniciativas que tengan por objeto la transmisión de conocimiento en pos de alcanzar una sociedad más conciente y más prevenida, son absolutamente complementarias.

Una sociedad más conciente de los riesgos, como así también de las políticas para prevenirlos y preverlos, es una sociedad que estará en mejores condiciones para alcanzar altos niveles de aseguramiento, algo que hoy falta en nuestro país.

Por último, se debe trabajar para que estos esfuerzos conjuntos que se realizan no se vean opacados por el accionar irregular de algunos pocos, poniendo en juego lo alcanzado hasta el momento.

Lic. Nicolás Wittwer Pruyas

n_wittwer@yahoo.com.ar

Economista UBA

Ex subgerente de Relaciones con la Comunidad, Superintendencia de Seguros de la Nación.

Ver más

Deja un comentario

once + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.