LOS «NO» QUE ATRAVIESA EL PAS CADA DIA

Especial para El Seguro en acción
Por Alejandro Pisano, Consultor en Seguros

¿Sabías que los hábitos no son sólo acciones?, pueden ser también un pensamiento, una emoción repetida o simplemente no accionar. Pasamos gran parte de la vida pensando, sintiendo y haciendo casi lo mismo. El cerebro es vago y no quiere gastar energía, por lo que a una situación corriente pasa a la acción sin dejarte pensar y darte cuenta si querés cambiar.
¿Qué pasa con tus comportamientos?, éstos son los que determinan tus resultados los que muchas veces son influenciados por tus emociones y que a su vez empujan tus pensamientos, en conclusión, lo que sentís y lo que pensás.
Es importante que tengas en cuenta que los resultados de tu trabajo y de tu vida tienen relación directa con tus pensamientos.
Quizás te sientas identificado/da con algunas de las siguientes situaciones:

  • no aceptar o entender la era digital
  • me cuesta cambiar
  • no voy a trabajar con tal ramo porque es difícil
  • no se vender
  • el tiempo no me alcanza
  • no me puedo organizar
  • no estoy creciendo económicamente

(aquí te invito a que sigas escribiendo las tuyas)


Otro punto a tener en cuenta son tus creencias, que las traemos de casa de nuestra infancia y se van manteniendo o potenciando mientras vamos creciendo. La manera que veo la vida, la respuesta que doy a algunas preguntas o como haría tal o cual cosa. ¿Pero podemos reprogramarnos? claro que si, todo se ejercita.


Tenemos una personalidad que nos hace únicos e irrepetibles, también tenemos una identidad que nos diferencia del otro. Con el temperamento nacemos y el carácter se adquiere con el correr de los años y ambas nos dan la personalidad. Dijo Sócrates «conócete a ti mismo» y yo te pregunto ¿conocés tus fortalezas y debilidades?. Nuevamente te invito, sólo te llevara pocos minutos, pero muy valiosos para saber en qué sos bueno y cuáles son tu áreas de mejora.


La actitud positiva nos permite ver el mundo de una mejor manera, incluso pareciera que los problemas no son tan graves como pueden parecer. Arranca desde el pensamiento hasta la vestimenta de cada mañana, los hábitos diarios, es dirigir la mente hacia tu objetivo concreto, es buscar las distintas posibilidades y oportunidades, es también rodearse de gente positiva y lo resumiría como buscar la mejor versión de vos mismo.


Tips para cambiar hábitos

  1. Identificá todo lo que querés cambiar que no te permite avanzar, te molesta o no genera mejor resultado.
  2. Ahora armá una lista corta y específica de lo que querés comenzar ya a modificar (tus metas).
  3. Vamos a armar el plan de acción concreto para alcanzar tus metas.
  4. Y finalmente medir tus avances.

Otro punto importante a tener en cuenta es la «procrastinación» es el arte de dejar todo para mañana. Son varias las razones que nos llevan a postergar, por ejemplo, la falta de interés, cansancio físico, poca actitud hacia el esfuerzo, exceso de ansiedad, falta de las habilidades para realizar la tarea.
Para este caso veamos algunos tips para mejorar y te pido que tomes un momento para vos y respondas a estas preguntas

  • ¿qué estoy postergando hoy que puedo comenzar ya mismo?
  • ¿porque lo estoy postergando?
  • ¿para qué lo estoy postergando?
  • ¿cómo lo podría hacer mejor?
  • ¿cómo me voy a dar cuenta cuando lo logre?
  • ¿qué es lo mejor que me sucederá cuando lo logre?

Y..¿cómo venís?
Sigamos…y ahora nos encontramos con las «excusas» que somos especialistas en la materia y nos sirve para justificar la procrastinación. Somos fabricantes seriales de excusas y las más comunes son: nunca voy a llegar a nada, para esto no sirvo, mejor me dedico a otra cosa, me gustaría, me encantaría, si pero…¿conoces algunas de estas?
Estás invitado a que respondas las siguientes preguntas:

  • ¿En qué estoy poniendo excusas para comenzar algo?
  • ¿Cómo me siento ante la situación?
  • ¿Qué beneficios me trae hacerlo?
  • ¿Qué podría hacer para comenzar?
  • ¿A partir de cuándo comienzo?

Se que es muy difícil salir de nuestra zona de confort, pero es la única manera de crecer, tenemos que saber identificar cuál es nuestro estado actual y cuál es el estado deseado que busco.
Te dejo una reflexión final que una vez leí en un libro, ahí va: «si no te gustan cómo son las cosas cámbialas, no eres un árbol».

Alejandro Pisano, Consultor en Seguros, startupgroup@outlook.com

Ver más

Deja un comentario

9 − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.