La importancia de la seguridad vial infantil: ¿Cómo trasladar de manera segura a niñas y niños?

El 15 de agosto se celebra en nuestro país el Día de las Infancias. Es una fecha para tener en cuenta la importancia de la seguridad vial infantil. En el mundo, cada año más de 180 mil niñas y niños pierden la vida en siniestros viales. En esta nota, la Agencia Nacional de Seguridad Vial aporta información útil para trasladar de manera segura a las y los chicos.   

El 15 de agosto es el Día de las Infancias en nuestro país. Además de ser un día de celebración, para la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), organismo dependiente del Ministerio de Transporte, también es una buena oportunidad para concientizar a las y los adultos sobre la importancia de fomentar el traslado responsable de las y los niños. En este sentido, la seguridad vial infantil incluye todas las medidas, hábitos y recomendaciones que garantizan que las y los chicos circulen seguros en la vía pública, ya sea en auto, moto, bicicleta, transporte público o como peatones. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 180 mil niñas, niños y adolescentes mueren cada año a causa de la inseguridad vial, y los traumatismos por siniestros viales es una de las cuatro causas principales de muerte en niñas y niños mayores de 5 años.  

En términos de movilidad, las y los más chicos dependen exclusivamente de la responsabilidad de las personas adultas, de acuerdo a las condiciones de seguridad vial en las que son trasladados. Por ejemplo, datos del Observatorio Vial de la ANSV reflejan que, en Argentina, solo 3 de cada 10 menores de 10 años circulan de manera segura en vehículos particulares utilizando el Sistema de Retención Infantil (SRI). Históricamente, en nuestro país, las y los niños de entre 0 y 14 años representan aproximadamente el 4 por ciento del total de víctimas de fatales en siniestros viales. Actualmente, según los reportes de siniestralidad vial del primer semestre de este año, las y los niños representan el 3 por ciento del total de personas fallecidas. 

¿Cómo trasladar a las y los niños de manera segura?  

Autos particulares 

La forma más segura para trasladar a las y los niños es utilizando el Sistema de Retención Infantil adecuado de acuerdo a su peso y tamaño, y siempre en los asientos traseros, debido a que tienen un alto riesgo de padecer graves lesiones en caso de frenada brusca o colisión o ante la activación de las bolsas de aire (airbag). Ante las falsas creencias de que el lugar más seguro para los recién nacidos es viajar en los brazos de la mamá o el papá, que los SRI solo sirven para distancias largas y no trayectos cortos, o que las y los niños no toleran un viaje largo sujetados al SRI, cabe resaltar que su uso es obligatorio entre los menores de hasta 10 años de edad, según lo establece la Ley Nacional de Tránsito. Además, utilizados correctamente, los SRI reducen en un 70 por ciento los riesgos de lesiones graves o fatales ante un siniestro vial. 

Además, durante el traslado de menores de edad, se recomienda evitar los objetos sueltos en el vehículo, principalmente los colocados en la luneta trasera; verificar que se encuentren activados los botones de seguridad en las puertas traseras, y que las mujeres embarazadas utilicen el cinturón de seguridad cuidando que la parte horizontal de la correa pase por debajo de su vientre y la diagonal pase por encima. 

El traslado en moto 

La ANSV midió la utilización de casco en conductores y ocupantes en motos, y los resultados indican que del total de ocupantes menores de edad de entre 0 y 17 años que circulan en motos, solo el 27,8 por ciento lo utiliza. Es decir que 7 de cada 10 menores de 18 años se trasladan en moto sin utilizar el casco de seguridad. El traslado de niños y niñas en motos implica un gran riesgo para su salud, porque tienen más probabilidades que los adultos de sufrir consecuencias severas ante un siniestro vial. Por tal motivo, se recomienda no trasladar a menores de edad en motocicletas, debido a que ni siquiera un adulto en la posición de pasajero puede evitar desprenderse de la cintura de su conductor ante un siniestro o caída. 

Menores peatones 

Como peatones, las estadísticas anuales a nivel mundial estiman que el 38 por ciento de las y los niños lesionados o muertos por siniestros viales son peatones, siendo el peligro mayor cuando no existe infraestructura urbana adecuada, tal como veredas, cruces peatonales y/o vallas de seguridad. En las y los niños, los tiempos de reacción son más lentos, y el campo auditivo y de visión son más acotados que los de un adulto, por eso siempre deben cruzar la calle sujetos a personas adultas y por los sitios destinados a tal fin.  

Menores en bicicletas  

La Ley Nacional de Tránsito establece una edad mínima de 12 años para conducir bicicletas en los lugares de la vía pública donde está permitido hacerlo, y hasta los 18 deben hacerlo acompañado de un mayor. Para las y los niños, la ANSV recomienda: el tamaño de la bicicleta debe ser adecuado a quien la use; usar siempre el casco; no circular en contramano; enseñarles a los chicos las señales que deben realizar para ser vistos por el resto de los conductores; y si se traslada a un menor como acompañante, llevarlo en las sillitas adecuadas por lo menos hasta los 6 años de edad.   

En transporte público y taxi o remis  

Al subir a un colectivo, las y los niños deben subir primero que los adultos. En cambio, al descender, primero deben bajar los adultos para poder sujetarlos en el caso que sea necesario. Dentro del vehículo deben permanecer lejos de las puertas y sentados correctamente en los asientos. Si no hay asientos disponibles, deben viajar parados en el pasillo y tomados de los pasamanos con ambas manos para conservar el mayor equilibrio posible. En el caso de taxi o remis, siempre deben utilizar el cinturón de seguridad, con las trabas de seguridad de las puertas activadas, y al descender, siempre del lado de la vereda y nunca de cara a la calle donde circula el tránsito. 

El traslado de niñas y niños sin usar elementos de seguridad como el SRI o el casco, o hacerlo incorrectamente, tiene una influencia directa en la gravedad de las consecuencias que sufren ante un siniestro vial. Por tal motivo, la ANSV fomenta constantemente espacios de educación y concientización vial a personas de todas las edades, para que las y los conductores que se trasladan con menores lo hagan de manera responsable, atendiendo a las medidas y hábitos que hacen a una correcta seguridad vial infantil. 

Ver más

Deja un comentario

1 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.