Seguridad vial: pensar las calles como un espacio de convivencia

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030, con el objetivo de prevenir al menos el 50% de las muertes y lesiones por accidentes de tránsito para 2030.

La Semana Mundial de la Seguridad Vial es un momento oportuno para repensar políticas públicas, revisar regulaciones, reflexionar sobre el diseño urbano y concebir las calles como un espacio de convivencia, donde es necesario adoptar medidas que garanticen un entorno y una movilidad sustentable y segura. 

En este marco, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030, con el ambicioso objetivo de reducir a la mitad las muertes y lesiones por accidentes de tránsito para 2030. En 2020 fallecieron 3.138 personas en siniestros viales en Argentina. A nivel global, se produce una muerte tras un accidente de tránsito cada 24 segundos.

Bajo la premisa de que las calles de circulación a baja velocidad salvan vidas y son el corazón de cualquier comunidad, la ONU pide modificar los límites de velocidad a 30 km/h en aquellas zonas donde las personas y el tránsito se mezclan. La evidencia científica certifica que esta normativa haría que las calles sean más saludables y seguras, contribuyendo así a una mejor habitabilidad, mayor calidad de vida e incluso a la generación de espacios verdes. 

El límite de 30 km/h no es azaroso, sino que responde al hecho de que, en caso de impacto a esa velocidad, sobreviven nueve de cada diez peatones; a 45km/h se reduce a cinco; y a 60km/h tan solo uno. El cuerpo humano no puede resistir las consecuencias de una colisión a estas velocidades sin salir dañado o con riesgo de muerte”, explica Celina Ruiz, Jefa de Prensa de la Agencia Provincial de Seguridad Vial del Gobierno de Santa Fe. “No podemos perder más vidas por causas evitables. La velocidad en las calles debe perdonar nuestros errores y no ser una sentencia de muerte para los actores vulnerables”, advierte Ruiz. 

Alineado con estas políticas, Grupo San Cristóbal desarrolló “Circulantes”, una plataforma multiformato desde la que propone contenidos que ayuden a pensar en la movilidad sustentable y segura. De esta manera, la compañía tiene el objetivo de apelar a la reflexión de cada uno de los circulantes que transitan y construyen el espacio público, no sólo de los automovilistas.

A diferencia de otras acciones sobre seguridad vial, ‘Circulantes’ se caracteriza por ampliar la mirada, involucrando a todos los actores del espacio público y pensándola desde la movilidad sustentable, analizando las diferentes particularidades que la afectan y teniendo en cuenta cada contexto urbano”, comenta Exequiel Arangio, Jefe de Comunicaciones y Sustentabilidad de Grupo San Cristóbal. 

Los contenidos de Circulantes incluyen episodios de Podcasts quincenales, disponibles en Spotify, una web con columnas de diferentes especialistas, material audiovisual y espacio en redes sociales para articular la conversación con toda la comunidad circulante. 

Ver más

Deja un comentario

veinte − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.