Accidentes de tránsito: 75% de las personas expulsadas de un vehículo en un accidente fallecen

La Asociación Argentina de Compañías de Seguros concientiza sobre la importancia del uso del cinturón y el Sistema de Retención Infantil.
Los siniestros viales o accidentes de tránsito se llevan miles de vidas cada año y, a pesar de las restricciones a la circulación, continúan siendo una preocupación.

En el marco de su campaña “Evitar accidentes está en nuestras manos”, la AACS lanza un segundo eje con el objetivo de concientizar sobre el uso del cinturón y el Sistema de Retención Infantil (SRI). Este hábito, que debe ser cumplido por ley, puede contribuir en la reducción de siniestros fatales.

El cinturón de seguridad es el elemento que más vidas salva a lo largo de la historia. Su uso reduce la probabilidad de resultar muerto en hasta un 50% para conductores y pasajeros de los asientos delanteros y cerca de un 25% para aquellos que ocupan los asientos traseros.

Sin embargo, un informe del CESVI refleja que aún el 22,8 % de los conductores no lo utiliza. La cifra es aún más alarmante si hablamos del copiloto o acompañante delantero ya que sólo el 50,3% lo utiliza, mientras que los pasajeros que viajan en los asientos traseros, en un 68,2% no se lo colocan.

Por su parte, la OMS indica que el 75% de todos los ocupantes de vehículos que son expulsados en un accidente acaban falleciendo.


Del mismo modo, cabe destacar que el peso de un chico de 20 kg se multiplica por 17 ante un impacto, es decir, que pasaría a pesar 340 kg. Por eso es tan importante el uso del Sistema de Retención Infantil, ya que, según estudios del CESVI, reduce un 70% el riesgo de lesiones graves en choques.

Existen distintos tipos según la edad y tamaño del niño pero en nuestro país resulta obligatorio hasta los 12 años. Sin embargo, un relevamiento de la Agencia Nacional de Seguridad Vial indica que menos del 50% de los niños entre de 0 a 4 años lo utilizan, y solo el 24% de los vehículos que circulan con un niño lo hacen con SRI.

La campaña cuenta con una parte informativa y otra de invitación a la acción partiendo de cuatro vertientes: reducción de la velocidad, utilización del cinturón de seguridad y sistema de retención infantil (SRI), utilización del celular al conducir y el consumo de alcohol al volante.

Ver más

Deja un comentario

cinco − cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.