Traductores médicos, su papel profesional en el siglo XXI

La denominación de “traducción médica” es demasiado limitada para definir lo que realmente representa la tarea de traducir textos de alguna de las tantas especialidades que engloba esta designación. Sin duda, esa es una de las primeras dificultades a la que los traductores médicos deben enfrentarse en la actualidad, definir cuál será su especialidad dentro del campo en el que trabajan.

Por otro lado, es importante considerar que el sector médico es uno de los que genera una demanda altísima de traducciones, por lo que les da trabajo a muchos profesionales. En la actualidad, la demanda todavía es mayor por la situación de globalización que vivimos, y la necesidad de difusión inmediata de nuevas visiones, conceptos y descubrimiento en el mundo de la medicina.

Asignatura pendiente en la formación

Las opciones educativas para que un traductor se convierta en experto en la traducción de textos médicos son distintas en cada país. Esto se debe a que no hay un solo criterio sobre esto en el mundo. Sin embargo, los mismos traductores son los más interesados en tener la mejor capacitación, ya que se ha llegado a discutir su capacidad para traducir textos médicos, que según algunos expertos solo deberían traducir los profesionales de la salud bilingües.

En algunos países del mundo, existe la especialidad de traductor médico, mientras que en muchos otros los traductores deben hacer su propia combinación de cursos, posgrados y licenciaturas para conocer bien el ámbito en dónde trabajan.

El punto más importante a destacar es que hay una lista larguísima de especialidades dentro de la llamada traducción médica, por lo que los profesionales deben elegir cuáles serán la que asuman como sus especialidades.

Otras tareas de los traductores médicos

Los traductores médicos realizan otras tareas además de traducir, lo mismo que los traductores de otras especialidades. Una de las más habituales e importantes es la de las distintas etapas de revisión de las traducciones hechas por otros traductores. Además, con la tecnología se han acercado a otros trabajos como es la de la localización.

Presente y futuro de los traductores médicos

El presente de los traductores médicos con relación al caudal de trabajo es muy claro. No obstante, se debería evaluar una oferta más amplia para la capacitación y la guía formal de los más experimentados para que los nuevos traductores médicos puedan asistir a talleres prácticos que los ayuden a elegir sus especialidades, sin dejar este tema librado al azar.

Con relación al futuro, tendrán siempre un lugar privilegiado en lo referido al trabajo, en los que en muchas oportunidades consultarán a los profesionales de la salud. Se supone que la formación de los traductores médicos ya no dependerá de ese aporte tan autodidacta como el que tienen en la actualidad, y más instituciones educativas estarán listas para brindarles lo que necesitan.

La traducción médica y el rol del traductor especializado siempre serán fundamentales para el progreso y la difusión del conocimiento médico y farmacéutico en todas sus vertientes, por lo que su tarea es tan valiosa.

Ver más

Deja un comentario

veinte − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.