Impacto del ajuste por inflación en los balances

Por  Evelina Hourcade y Ezequiel Gonzalez, especialistas del Departamento de Auditoría de Entidades Aseguradoras de Russell Bedford Argentina.

¿Cómo evalúa el resultado del balance del mercado asegurador al 30 de junio 2020?

Si analizamos los datos publicados por la Superintendencia de Seguros de la Nación (S.S.N.) en el último ejercicio cerrado, el resultado fue positivo en $49.145 millones, un millón ochocientos  menos que en el ejercicio finalizado el 30 de junio de 2019, medidos a valores corrientes. Si bien la inflación en general tiene impacto adverso sobre la economía en el mercado asegurador no necesariamente es así dado que las compañías por ejemplo registran sus inversiones, inmuebles y deudas con asegurados a valor de cierre, que suelen ser los rubros más representativos, y dilatan las pérdidas inflacionarias.

Además, debemos destacar que luego de varios años en déficit los resultados técnicos pasaron a ser positivos. Concluyeron en junio 2020 con $12.091 millones, contra los -$95.347 millones (negativos) de junio de 2019, pero la variación más relevante se explica en los meses de pandemia “COVID-19”, y su consecuente aislamiento social obligatorio, que impactaron drásticamente en la disminución de siniestros, debido a las limitaciones en la circulación verificadas desde el mes de marzo de 2020.

¿Cuál ha sido el efecto del ajuste por inflación en el balance?

El ajuste por inflación de los balances totales del mercado (RECPAM de – $283.669 millones) impactó negativamente en el resultado financiero, como era de esperarse. Dichos resultados venían de ser positivos en $160.697 millones al 30 de junio de 2019 y se redujeron sustancialmente en el ejercicio recientemente cerrado, disminuyendo en más de la mitad a $68.368 millones. Como mencionamos anteriormente, dicho efecto resulta inferior en la medida que los Estados Patrimoniales las Compañías de seguros reflejen mayores saldos correspondientes a rubros no monetarios, es decir, rubros que “no pierden contra la inflación”.

¿Qué es el RECPAM -Resultado por Exposición al Cambio en el Poder adquisitivo de la Moneda – y que diferencias tiene con el anterior resultado por Exposición a la Inflación (REI)?

Ambos reflejan los resultados correspondientes al mantenimiento del valor de las partidas monetarias a través del tiempo. En el caso del RECPAM, resulta ser un concepto más amplio, que incluye la posibilidad de reflejar, adicionalmente, el efecto de las variaciones que surgirían de una eventual “deflación” de precios.

¿Porqué, súbitamente, el resultado técnico pasó a ser positivo?

Como mencionáramos anteriormente el impacto de la pandemia y su consecuente aislamiento obligatorio disminuyó de manera sustancial los siniestros y por ende los gastos habituales a los que afrontan las compañías de seguros por los mismos. Adicionalmente, los cambios establecidos en la resolución 147/2020 de la S.S.N generaron impacto positivo respecto al cálculo de reservas de compromisos técnicos e IBNR.

¿El ajuste por inflación impacta igual en todas las cuentas? ¿Como impacta en activos y pasivos?

El impacto es diferente ya que hay que distinguir entre partidas “expuestas” al cambio en el poder adquisitivo de la moneda, denominadas cuentas monetarias, y las partidas “no expuestas” a dicho cambio, denominadas cuentas no monetarias.

Las cuentas monetarias representan una cantidad fija e inalterable de pesos (no se reexpresean), por tal motivo su valor real cambia ante la inflación, y el deterioro se contabiliza en resultado como RECPAM., ejemplo de ellas serian: caja, créditos y deudas. En cambio, las cuentas no monetarias, representan cantidades de pesos que cambian o pueden sufrir cambios, es decir que su valor nominal está sometido a cambios y su saldo contable debe reexpresarse, pero su valor real no cambia y no genera RECPAM, ejemplos de ellas serian: bienes de uso e intangibles.

La normativa de la S.S.N. hace hincapié en la metodología para la reexpresión de cada una de las cuentas. En el caso de activos como inmuebles, bienes de uso y otros activos, los mismos deben actualizarse por I.P.C. (Índice de Precios al Consumidor), para inmuebles desde la fecha de la última tasación emitida por el Tribunal de Tasación de la Nación o Banco Ciudad, y en el caso de los bienes de uso y otros créditos, desde la fecha de incorporación al patrimonio. En referencia a los pasivos, a través de la Resolución 147/2020 modificó la tasa de actualización de pasivos utilizada para actualizar las reservas de siniestros, dando mayor ponderación al factor de I.P.C. y se reexpresó la fórmula del cálculo de la Reserva Técnica de Insuficiencia de Prima (R.T.I.P.).

¿Como impacta el ajuste por inflación en la evolución de la producción y en el resultado financiero?

El impacto del ajuste por inflación sobre la evolución de la producción tiene un doble efecto, ya que por un lado incrementa las primas debido a que se reexpresan desde su fecha de emisión y, por otro lado, tiene un impacto importante en las anulaciones de pólizas y endosos, las cuales se reexpresan en base al mes de emisión de las primas originales que se anulan.

En cuanto a los resultados financieros, si bien al 30 de junio de 2020 se mantuvieron con saldo positivo, principalmente producto de las rentas y los resultados por tenencias de inversiones, el efecto negativo del RECPAM provocó una disminución sustancial de los mismos respecto del registrado en el ejercicio anterior.

Autores:

Evelina Hourcade

Ezequiel Gonzalez

Especialistas del Departamento de Auditoría de Entidades Aseguradoras de Russell Bedford Argentina.

Ver más

Deja un comentario

2 + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.