Guillermo Bolado advirtió sobre la desactualización de las sumas aseguradas de RC

Mediante una nota publicada en el diario Clarín, Guillermo Bolado, ex Vicesuperintendente de Seguros de la Nación, señaló que las indemnizaciones que fijan los Tribunales son superiores a las coberturas otorgadas en las pólizas.

En diálogo con El Seguro en Acción, Bolado aclaró que «no es culpa de las Compañías porque cuando la macro economía no cierra es difícil que los sectores funcionen bien y el seguro no escapa a esa lógica; las aseguradoras y los productores asesores quieren vender coberturas suficientes para proteger a sus clientes y que el sistema sea solvente; por ello hay unanimidad entre los actores del seguro para elevar la cobertura».

Y añadió: «Los riesgos catastróficos son poco frecuentes y tienen reaseguro por eso tienen poco impacto en el precio y en los costos».

Reproducimos el artículo:

11/11/2020 – 17:31 Clarín.com Economía

La devaluación y la inflación están poniendo en riesgo el bolsillo de los clientes de las aseguradoras que ofrecen pólizas para seguro automotor. El motivo: las pólizas cubren indemnizaciones que tienen un tope de 10 millones de pesos en caso de que un accidente termine con la muerte de un tercero. El riesgo es que los jueces que intervienen en estas causas suelen dictar sentencias por sumas mucho mayores. En consecuencia, todo lo que exceda los 10 millones de pesos debe ser afrontado por el asegurado.

La advertencia la hizo Guillermo Bolado ex Vice superintendente de Seguros de la Nación, quien le comentó a Clarín las distorsiones que está experimentando el mercado asegurador.

“Los valores indemnizatorios reconocidos en las sentencias que dictan los Juzgados civiles, a cuentagotas por la “feria eterna”, reconocen valores muy por encima de las depreciadas coberturas vigentes, lo que provoca un doble resultado no deseado: por un lado, muchos asegurados deben responder con su patrimonio el pago de las indemnizaciones que excedan la insuficiente cobertura máxima y, por el otro, las víctimas no cobrarán los perjuicios sufridos.”

En el mercado señalan que la falta de actualización de los topes máximos de cobertura responde a presiones cruzadas. Hay una presión de las aseguradoras de no actualizar los topes porque hay muchos juicios. Se calcula que hay 500.000 demandas en los juzgados, que si llegaran a actualizar las pólizas el impacto sobre sus balances sería muy fuerte. A su vez, el Gobierno a cambio de esa no actualización virtualmente dirige las inversiones financieras de las aseguradoras, merced a la obligación de las compañías de aplicar una parte importante de la caja a la compra de deuda soberana.

“Es evidente que las sumas actuales no cubren eficazmente lo que se pretende proteger. Ciertamente, la ciudadanía en general (asegurados y víctimas) se encuentran en una situación de “infraseguro”, con los riesgos personales y patrimoniales expuestos de manera dramática. Las sumas aseguradas se “agotan” casi inmediatamente si el siniestro tiene alguna gravedad y no resultan suficientes para resarcir los daños. En los casos múltiples o catastróficos la cobertura se torna irrisoria” afirma Bolado.

En los contratos de seguro automotor de responsabilidad civil “voluntario”, los montos máximos de cobertura se mantienen inalterables en esos 10 millones de pesos para automóviles, camionetas, vehículos remolcados, autos de alquiler sin chofer, motovehículos, bicicletas con motor y casas rodantes; y en 22 millones de pesos para taxis y remises, maquinarias rurales y viales, camiones, acoplados y semirremolques, servicios de urgencia, fuerzas de seguridad y vehículos para transporte de pasajeros de hasta 8 asientos.

La actualización de las coberturas no implicaría un aumento en el costo de los seguros, afirma Bolado, porque en el total de la torta aseguradora, los juicios por este tipo de cuestiones son muy minoritarios.

GB

Ver más

Deja un comentario

diecinueve + 16 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.