ALUMBRAN EN BOSTON LOS PRIMEROS PROYECTOS DE MEJORA CONTINUA

Son los de “Capacitación cruzada”, “Seguimiento electrónico de siniestros” y “Aeronáutico”. El responsable del proceso asegura que el conocimiento está en los recursos propios, que son los que elaboran las propuestas para optimizar el desempeño en todas las áreas.

Boston Seguros pondrá en aplicación en los próximos días los tres primeros proyectos de su Proceso de Mejora Continua, orientado a detectar oportunidades y capitalizar el conocimiento de los recursos propios, en el que la compañía se internó en 2016 para optimizar el desempeño de todas sus áreas.

El proceso, que se desarrolla in house, es liderado por el área de Estrategia y Recursos Humanos, cuyo Coordinador, el Lic. Ezequiel Alfieri, definió que la mejor manera de realizar “un proceso de recuperación” es “asumiendo que el conocimiento está en los recursos propios, a los que hay que estimular asignándoles responsabilidades y escuchando sus propuestas”.

Alfieri describe al Proceso de Mejora Continua aplicado en Boston como “gestión y capitalización del conocimiento y de las propuestas basadas en la detección de oportunidades, mediante la aplicación de iniciativas innovadoras y  mensurables apuntadas a optimizar el desempeño de la organización en el corto y el mediano plazo”.

El ejecutivo señala que el primer resultado de la iniciativa “es el grado de satisfacción que se aprecia en el clima de trabajo y el compromiso con la evolución de la compañía”, lo cual atribuye a haber involucrado a todo el personal en busca de provocar una “sinergia del conocimiento” porque “la mejor posibilidad de recuperación está en la experiencia de la gente propia”.

Boston, una aseguradora mediana con casi un siglo de trayectoria, fue adquirida en 2015 por capitales nacionales que le dieron nuevo impulso con una estrategia anclada en su tradición, innovación en sus procesos y afianzamiento de su relación con la red comercial en la que los productores constituyen un aspecto central.

El primer paso del Proceso de Mejora Continua consistió en la formulación de diagnósticos de situación de las áreas relevantes de la compañía, Comercial, Operativa y Administrativa, realizados por personal de las propias áreas, los cuales fueron analizados y devueltos por el área de Estrategia con sugerencias basadas en las brechas advertidas.

En el paso siguiente se forman equipos multidisciplinarios integrados por personal de las tres áreas y de todas las jerarquías, cuya misión es definir los proyectos y presentarlos al Comité Ejecutivo, incluyendo las necesidades de inversión y los retornos esperados.

Finalmente el Comité prioriza el orden de los proyectos y les asigna presupuesto. Para cada uno se designa un responsable –no necesariamente personal jerárquico- que tiene a cargo el seguimiento y responder por la evolución y resultados.

Los proyectos que ya han sido aprobados y están a punto de ser puestos en aplicación son los de “Capacitación cruzada”, por el cual se intenta bajar los tiempos de atención en todos los riesgos; “Seguimiento electrónico de siniestros” y “Aeronáutico”, este último relacionado con el mercado de aeronaves de aviación general en el que Boston ya es un jugador importante y reconocido al cabo de poco más de un año de participación.

Alfieri comenta que “la proyección de resultados a cinco años indica que los proyectos serán altamente rentables medidos con distintas variables, como la de tiempo dedicado a los procesos” lo cual “se irá reflejando en la productividad y el cuadro de resultados de la compañía”.

Además de los tres proyectos por alumbrar, hay otros cinco en elaboración avanzada. El Proceso de Mejora continua es muy dinámico ya que va presentando a cada momento nuevas facetas, que pueden derivar en nuevos proyectos. En ese sentido, el coordinador de Estrategia aclara que “hay situaciones internas a contemplar que aconsejan ir regulando los avances, dado que al hacerse todos los desarrollos in house, se corre el riesgo de atosigar al área de sistemas, estación invariable de todos los proyectos. Cómo evitarlo –plantea- podría ser motivo de un nuevo proyecto”.

Alfieri apunta que en el Proceso de Mejora Continua el área de Recursos Humanos realiza a la vez una virtual gestión de Talent scout que le permite descubrir en sus equipos propios a empleados que por sus iniciativas y capacitación se proyectan como posibles futuros directivos de la compañía.

 

Ver más

Deja un comentario

12 − diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.