BALDOSA FLOJA: NO SÓLO SALPICA SI LE PONEN EL PIE…

historiasdebvidas

“Igual que baldosa floja, salpico si alguien me pone el pie”, dice la letra de la vieja milonga de la década del ´50

Pero en este caso no salpicó, sino que una vereda rota ocasionó una incapacidad del 30 % a una transeúnte. Y la justicia falló duramente.

En este caso, contra el Estado pero, convengamos, puede caer en el ámbito privado, contra ciertos frentistas desaprensivos.

En definitiva, tema afín a nuestro mercado, pero también a nuestra vida diaria, que nos pareció oportuno resaltar.

Y para ello remitimos al lector, a una de las notas periodísticas que abordaron el caso.

Ver más

Un pensamiento para “BALDOSA FLOJA: NO SÓLO SALPICA SI LE PONEN EL PIE…”

  1. El tema de las veredas realmente es preocupante, y sería interesante que las compañías que reciben demandas por supuestas caídas, generen más contacto entre sí, para reunir mayores antecedentes.
    Hace pocos meses, la compañía que tiene asegurado el edificio en el cual tengo constituida mi oficina, abonó una demanda en forma compartida con la compañía aseguradora de uno de los locales de planta baja y una empresa telefónica.
    Debo decir que la señora reclamante fue representada en su demanda por 27 profesionales. Uno de los copropietarios me hizo saber que, con posterioridad al cobro, la misma demandante inició acciones contra otra compañía, también por una caída.
    Tengo a disposición de esa publicación o compañía interesada, la carátula de la demanda a que hago mención.
    Juan José Irigoyen (PAS)

Deja un comentario

uno × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.