OMNIPOTENCIA E IMPUNIDAD: CÓCTEL MORTAL

ponsEspecial para El Seguro en acción

Hace pocos días leímos estupefactos que una chica de 15 años, presumiblemente alcoholizada, atropelló y mató a un motociclista de 22 años en Misiones. El auto, un Mini Cooper, había sido el regalo de su padre cuando ella cumplió los 15 años.

Esta cadena de insensateces tiene su origen en algo muy arraigado en nuestra sociedad, que es la OMNIPOTENCIA. Seguramente ese padre habrá pensado, o al menos intentó justificar su acción fuera de la ley de permitir que una menor conduzca sin licencia, en la tonta idea de que “a ella no le va a pasar nada”, “ella es una chica prudente” o “desde chiquita que maneja conmigo”. Siempre los siniestros “le tocan” al otro. A mí no.

¿Quién de todos los lectores piensa que puede sufrir un asalto o un hecho violento en los próximos 365 días? Seguramente la mayoría habrá pensado que estamos muy expuestos y que esa posibilidad no es remota. Ahora les pregunto ¿Quién cree que va a ser una de las 7.000 víctimas fatales que dejan los siniestros viales o uno de los 100.000 heridos? Seguramente la mayoría habrá pensado “yo no”. Lamento decirles que en la Argentina, como ya quedó expresado, mueren 7.000 personas en calles y rutas mientras que por hechos delictivos mueren 2.700 personas.

El otro factor es la IMPUNIDAD. La menor que chocó y mató es inimputable. Los padres sólo tendrán que hacer frente a la acción civil. En resumen: todo se va a arreglar con dinero y alguna acción comunitaria. Vivimos bajo esa sensación de que “acá no pasa nada”. Va siendo hora de que reconsideremos las leyes que nos rigen. Si la menor no va presa porque es menor, ¿de quién es la “patria potestad”?. El sólo pensarlo genera impotencia; alguien debería responder ante el fuero penal, ¿no le parece? Si no, es el vale todo.

Para hacer un poco de concientización recordemos que la ley 24449 en su artículo 11 establece en el inciso B), que para conducir autos y motos se debe tener al menos 17 años y según el inciso C), se deben tener 16 años para conducir un ciclomotor (menos de 50 cc), sin acompañante. Obviamente, la autorización para obtener la licencia a esas edades requiere la aprobación de los padres.

Los que somos padres debemos darnos cuenta de que un vehículo no es un juguete. Con auto, un cuatri o una moto, nuestros hijos pueden lastimar o lastimarse.

Ing. Fabian Pons

Presidente OVILAM       

fabian.pons@ovilam.com

Nota del editor

Algunos antecedentes para el lector:

Nota 1

Nota 2

Nota 3

Yo no fui

El arrepentimiento

Ver más

Un pensamiento para “OMNIPOTENCIA E IMPUNIDAD: CÓCTEL MORTAL”

  1. !Excelentes reflexiones! Deberíamos tomarlas y tenerlas en cuenta todos. Lo peor es que muchos sólo lo hacemos en el después y por un rato. Mientras no haya realmente una verdadera condena, esto no va a tener solución, nos tiene que doler; porque si es por cargo de conciencia, es pasajero… No sé como hacen porque dañan, siguen y muchos lo vuelven a hacer. Ahora no nos olvidemos de que el ejemplo comienza por casa, nosotros los padres debemos concientizarnos primero porque sino….
    Carlos Javier Ramirez (PAS-Entre Ríos)

Deja un comentario

15 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.