LOS REASEGUROS ALTERNATIVOS

Especial para El Seguro en acción

En el número anterior nos ocupamos de los reaseguros de Exceso de Pérdida en sus tres versiones (XL por bien asegurado, por acontecimiento y por catástrofe). En esta entrega  pasaremos a analizar algunas formas alternativas poco ortodoxas, que se han intentado en algunos mercados, con mayor o menor éxito y que en general no han tenido permanencia.

Iniciaremos el comentario con las coberturas de Stop Loss (“Pare la pérdida”),  destinadas a proteger  al asegurador directo del desequilibrio sufrido por  el comportamiento siniestral de la cartera de determinado ramo o de la totalidad del negocio.  Este desequilibrio puede ser provocado por aumento de la cantidad de siniestros de montos muy importantes o de la frecuencia siniestral de riesgos de valores medios o bajos.  El respectivo contrato de reaseguro de Stop Loss, cubre la tasa siniestral que supere determinado límite elegido por la y define  la forma de calcularla  Para  establecer el porcentaje de pérdida a partir del cual opera la cobertura, deben compararse  las cifras de los últimos ejercicios, correspondientes a  los siniestros incurridos netos de reaseguros, con las primas ganadas en igual período. A partir de este dato, se puede resolver la contratación de una cobertura  por encima de la siniestralidad global de un ramo, que supere por ejemplo el 50 % hasta un límite el 60 %  u otros valores convenidos. Pasamos a presentar algunos ejemplos.

Como utilizaremos en los ejemplos cifras de “siniestros incurridos”, resulta necesario aclarar este concepto y también el de “primas ganadas”.
En todos los casos “primas ganadas” son las primas emitidas en el año, más la Reserva para Riesgos en Curso del año anterior, menos la Reserva para Riesgos en Curso del año.
Por su parte los “siniestros incurridos” son los siniestros pagados en el año, más  la Reserva para Siniestros Pendientes del año anterior,  menos la Reserva para Siniestros Pendientes del año, más la prima de una eventual cobertura de Exceso de Pérdida que se hubiera contratado protegiendo el contrato, y menos los recuperos obtenidos de la cobertura de Exceso de Pérdida.

Hechas estas definiciones,  podemos  continuar  con el desarrollo del tema del reaseguro  de Stop Loss, a partir de la siniestralidad determinada por la relación existente entre los siniestros incurridos y las primas ganadas. Partimos del ejemplo de un caso en que el Stop Loss cubre los importes que superen una siniestralidad del 50% con un límite del 60%

Siniestros Incurridos     $ 275.000
Primas Ganadas            $ 630.000
Siniestralidad                43,6% < al 50%, no se afecta el contrato.

Otra variante:

Siniestros Incurridos     $ 470.000
Primas Ganadas            $ 630.000
Siniestralidad                74% > al 50% se afecta el contrato

así:

Exceso de siniestralidad                      $ 155.000 (24%)
Límite de cobertura                             $ 63.000 (60% – 50%) = 10% de $ 630.000
A cargo reasegurador                          0,10 x 630.000 = $ 63.000
A cargo compañía                               $ 92.000

Es importante señalar que este tipo de reaseguro no ha tenido mayor difusión, porque la fijación del límite de la cobertura y el cálculo de la prima, presentan algunos  problemas, que  generan algunas dificultades para ambos actores de la cobertura.

La situación difiere según el monto elegido para la prioridad y el límite de la cobertura.

Si en cada período del seguro la siniestralidad/prioridad  es menor o igual a la media histórica usada para fijar las condiciones, la cobertura puede resultar favorable para el reasegurador. Cuando la prioridad  elegida  es más alta que la media de la siniestralidad  histórica de un período suficientemente largo (p.e. 5 años),  es probable que el reasegurador obtenga utilidad,  pero si la siniestralidad/prioridad  es cercana a la experiencia del pasado,  es probable que el reasegurador pierda.

Es importante comentar también que, utilizando algunas de las formas técnicas tradicionales del reaseguro, en el mercado mundial se han ensayado con diverso éxito nuevas formas operativas que muchas veces han significado una convergencia del seguro y la banca y en general no se ah difundido.

Dentro de este nuevo camino intentado, podemos individualizar algunas tendencias.  Por un lado tenemos lo que se llama “transferencia alternativa de riesgos” (TAR), que en inglés es “Alternative Risk Transfer” (ART).  Existen además varias formas impropias de presunto “reaseguro”,  como la Cobertura Financiada Plurianual, traducida defectuosamente como Reaseguro de Riesgo Finito, que tiene un alto contenido financiero y crediticio.

Es interesante mostrar un ejemplo de esta cobertura de reaseguro,  que muestra una serie de condiciones que impiden considerarla técnicamente como tal, pero que es aceptada en algunos mercados flexibles como el inglés.

Mostramos seguidamente un ejemplo de esta cobertura  tan heterodoxa:

Riesgo cubierto:  XL

  • Vigencia : 5 años   Prima total :  $ 48 millones.
  • Forma de pago:  $ 9,6 millones por año, aunque se agote la suma cubierta.
  • Suma asegurada límite (para toda la vigencia): $ 50 millones en el agregado.
  • Prioridad: $ 50 millones por evento.

Analizando estas condiciones resulta que el reasegurador cubre hasta  $ 50 millones, si hay algo que indemnizar en exceso de una prioridad de igual suma, acumulada a su cargo por  la aseguradora  por daños pagados a través de 5 años.

Este es uno de los tantos ejemplos de coberturas XL que fueron “inventadas” a lo largo de los años por el reaseguro internacional, como por ejemplo el “Reaseguro XL Retroactivo” (Retrospective Exces of  Loss – RXL), la “Cobertura de Dispersión de Pérdidas” (Spread Loss Treaties), “ Transferencia de Cartera de Siniestros” (Loss Portfolio transfer – LPT) .

En todos los casos se trata de creaciones heterodoxas de corta difusión, pero que mostramos como ejemplos de las deformaciones a las que la comercialización del ramo puede llegar en algunos mercados supuestamente tradicionales.

Ariel Fernández Dirube
Consultor y docente
arieldirube@fibertel.com.ar

Ver más

3 Thoughts to “LOS REASEGUROS ALTERNATIVOS”

  1. Los felicito porque están haciendo docencia y eso no es frecuente en este momento en el mercado de seguros. Gracias.

  2. Coincido con Mabel y sería bueno que el profesor Dirube haga un estudio de las cifras del primaje argentino y como son reaseguradas en los distintos tipos de planes que nos viene explicando. Héctor Baptista

  3. Como es habitual en el Dr. Dirube, nos brinda un excelente desarrollo del tema Reaseguros.

Deja un comentario

16 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.