30 años después del terremoto de 1985 apenas un 5% de las viviendas están aseguradas

México

mejicoFue el evento más costoso para el mercado asegurador local

El 19 de septiembre de 1985 México sufrió uno de los terremotos más devastadores. En el aniversario de los 30 años de esta catástrofe las consecuencias económicas y financieras para el país podrían ser catastróficas en las condiciones actuales, debido, en gran parte, a la falta de previsión de que se tiene para afrontar este tipo de fenómenos desde el punto de vista monetario. Según el informe final del Comité de Reconstrucción del Área Metropolitana de la Ciudad de México, creado en 1985 para atender los efectos del sismo, se afectaron 12.747 inmuebles de los cuales el 65% eran de uso habitacional, el 20% comercial y oficinas y el 13% educativos. El impacto económico total de ese sismo fue de casi 500 millones de dólares, recordó Luis Álvarez Marcén, director de daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

«Por todos los daños que hubo, derivados de los sismos ocurridos en México el jueves 19 y viernes 20 de septiembre de 1985 se pagaron alrededor de 470 millones de dólares, si eso lo exponenciamos sólo con la inflación de casi 30 años obtendríamos una cifra exorbitante, más de 46.000 millones de dólares». «De hecho –añade el directivo- este terremoto ha sido el riesgo más costoso que ha pagado el mercado asegurador mexicano; el segundo caso ha sido el huracán Vilma. A nivel internacional pasa lo mismo: el terremoto y tsunami de Japón en 2011 ha sido la catástrofe que tiene el record de indemnizaciones a nivel internacional».

Aún falta mucha cultura de aseguramiento

Solo un 5% de las viviendas en México cuentan con un seguro adquirido de manera voluntaria, una cifra que resulta baja y que refleja la falta de cultura para proteger el patrimonio de las familias, advierte el sector asegurador del país. Luis Alvarez Marcén, director de daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), resaltó que: “En casa habitación estaríamos hablando que de manera voluntaria se compran menos del 5%”.

Desde la asociación se aclaró que del total de las casas que hay en México, un 25% tiene un seguro contra daños por tratarse de propiedades adquiridas a través de un crédito hipotecario, sin embargo, en la mayoría de los casos, la póliza sólo cubre a la institución que financia el crédito y no al futuro dueño de la vivienda.

Luis Álvarez, director de Siniestros y Daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), explicó que en caso de los seguros de las casas se trata de una póliza adquirida a un crédito hipotecario y de precisamente una contratación voluntaria; en ese caso esto protege el crédito y no el futuro y patrimonio del propietario de la vivienda, vamos a escuchar.

Fuente: bds 23/9/2015

 

Ver más

Deja un comentario

2 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.