FAPASA llevó la voz de los Productores Asesores de Seguros a la Cámara de Diputados

El Seguro en Acción 18 octubre, 2012 0

Reforma de la Ley 24.557



Una delegación de FAPASA integrada por los Sres. Jorge L. Zottos (Presidente), Leopoldo Varela (Secretario), Victor H. Pol´la (Presidente de APAS Norpatagonia), Ernesto de las Navas (Presidente de APAS Rosario y Sur de Santa Fe) y los asesores Lic. Miguel Baelo, Cdor. Carlos Fernández Blanco y Dr. Eduardo Toribio participó de la reunión de la Comisión de la Legislación del Trabajo. El último de los mencionados, expuso la posición del movimiento de Productores Asesores de Seguros respecto de la Ley. A continuación, el documento que FAPASA entregó al Presidente de la Comisión, Dr. Hétor Recalde, y a otros legisladores presentes.

MEMORANDUM PARA COMISION DE TRABAJO CÁMARA DE DIPUTADOS
Reforma de la Ley 24.557.
La Federación de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros de la Argentina (FAPASA) comparte la idea de reformar esta normativa, por la razón principal esgrimidas en el proyecto: la posibilidad de limitar la conflictividad judicial del sistema, a partir de una mejora de las prestaciones de la ley.
La experiencia de muchos años, antes y después de la implantación del sistema, en 1996, revela que esa judicialización implica un costo adicional del sistema, y que la mayor parte del mismo no significa, en general, una mejora significativa de la protección del trabajador.
Cabe agregar, como una consecuencia adicional, que ello generaba a las empresas empleadoras, especialmente las de menor volumen, un pasivo de muy difícil cálculo y cobertura. En los casos más graves, se produjeron cierres de empresas y, en cualquier caso, una retracción en las políticas de incorporación (o formalización) del personal.
Sin perjuicio de haber formulado, en su momento, cuestionamientos a los aspectos más críticos de la normativa original, nacidos de la sesgada intención de su promulgación, los socios de nuestra afiliadas han tenido una posición privilegiada, desde siempre, para observar el funcionamiento real del sistema.
A partir del novedoso enfoque de asociar la reparación del daño con la prevención, y de las numerosas modificaciones efectuadas al sistema para mejorar las prestaciones, nuestra entidad entiende que la cobertura actual supera notablemente la calidad prestacional cualitativa y cuantitativa, frente al daño producido, en comparación con cualquier época desde 1915 hasta el presente.
A ello se debe sumar que esa cobertura, a pesar del flagelo que significa la persistencia del empleo en negro, alcanza hoy en día a cerca de 8 millones de trabajadores.
Aunque siempre existe un camino de mejora que se debe recorrer, también se registra una toma de conciencia significativa en materia de prevención, aunque tal vez las urgencias del tiempo y la dialéctica entre los distintos sectores, nos dificultan ver ese avance en su dinámica.
Por esa razón, señalamos la conveniencia de que el tratamiento de esta normativa se lleve a cabo con la prudencia y el equilibrio intersectorial que merece la masa de trabajadores sujetos a la posibilidad del infortunio laboral.
II – Hecha esta introducción referida al sistema en su conjunto, queremos señalar nuestro cuestionamiento a un aspecto del proyecto que nos afecta directamente, como productores asesores de seguros.
Entendemos que el punto que señalaremos ha sido fruto de una interesada distorsión, dentro de un aspecto que estimamos positivo: la reducción de los costos no prestacionales del sistema.
Y ello es así por cuanto, en un proyecto que procura razonablemente ese efecto, se establece que esos costos no deberán superar el 20% de los ingresos y “que dentro de ese importe podrán asignar a gastos de comercialización o intermediación hasta el 5%.
La inserción de este último aspecto, agregado como al pasar, es la que cuestionamos. Porque le quita, sin fundamentos expresos, la flexibilidad que le permitiría a la ART remunerar en función o relación directa con la colaboración que el Productor Asesor de Seguros (PAS) brinda en cada caso. Manejar ese 20% de gasto total con adecuación a lo que su propio criterio le indica.
Y es aquí donde cabe poner de manifiesto que resulta necesario analizar el rol que cumplen los PAS dentro del sistema, porque no es el mismo en cualquier caso. La extensión de nuestro país, la distribución geográfica de los recursos prestacionales y un cúmulo de circunstancias conexas que, por conocidas, no necesitarían expresión aquí, hacen que, en un enorme número de situaciones el PAS termine integrando la cadena de atención y de prestación del servicio de la ART. No sólo en el asesoramiento permanente de la empresas (de vuelta las de menor volumen y posibilidades técnicas), sino en el traslado del accidentado, en la conexión con los prestadores y en la continuidad de la atención.
Para no ser los únicos abogados de nuestra causa, nos parece oportuno citar a un destacado profesional, que lideró en su momento una ART y se mantiene activo en el asesoramiento de esas entidades. En una reciente publicación (diario electrónico Buena Fuente), el Dr. Carlos Facal manifestó textualmente: “Si realmente se aplicara la limitación al pago de las comisiones es de temer que nuevamente se afectará a las PYMES. Si el sistema de riesgos del trabajo ha logrado capilaridad y llegado a todos los rincones del país, ha sido gracias al trabajo de los productores asesores de seguros”.
(http://buenafuente.com, de fecha 1°/10/2012). Después de una análisis de la estructura de gastos de las ART y de señalar que la tarea de los PAS es habitualmente mayor de la que tiene en otros seguros (alguno de ellos también obligatorio), concluye “En este punto se ha cedido a la presión de las centrales de empleadores, amenazándose a un aspecto del sistema que está en equilibrio.
III -En respaldo adicional a nuestro pedido de eliminación de ese tope a las comisiones, hemos analizado los estados contables de las ART a los fines de determinar cuál es el impacto del cambio y el aporte de las ART y de los PAS a la reducción de costos del sistema (se adjunta cuadros comparativos en dos fojas).
Del mismo surge que, en un análisis estático, es decir sin contabilizar los mayores ingresos por el incremento en las alícuotas que generará la ampliación de las indemnizaciones, todas las economías de costos surgirán de la disminución de las comisiones de los PAS, mientras que los aseguradores, en su conjunto, podrían ver incrementadas sus utilidades (cuadro 2).
Adicionalmente, la natural incidencia de un incremento razonable de las alícuotas (estimado en un 20%) , haría que las 20 ARTs obtendrían un beneficio cercano al 23%, a costa de los miles de PAS (y sus empleados), que resignarían un 45% cuarenta y cinco por ciento de sus ingresos.
¿Quién se beneficia con ese tope a las comisiones? Seguramente no serán los trabajadores y o sus empleadores

FAPASA, palabras y hechos…

De vez en cuando, para las instituciones representativas es necesario –y hasta imprescindible- realizar un balance de lo actuado respecto de ciertas problemáticas específicas. Porque son estos balances los que sirven para ponderar, como corresponde, el valor de la tarea que realizan.
En este sentido, es oportuno señalar que FAPASA, desde el año 2009, viene trabajando metódicamente sobre la problemática del sistema de riesgos del trabajo. Y que su posicionamiento – tanto en el campo de las manifestaciones públicas como en el de las acciones concretas (donde otros fallan)- ha sido tan coherente como atacado por quienes sostienen, directamente o indirectamente, el “orden establecido”.
Hagamos un relevamiento. Lo único que hace falta es googlear (disculpas por el verbo) ” Fapasa-riesgos del trabajo”. Y -como por arte de magia- surgen los archivos que serán los encargados de consolidar el prestigio de algunas voces y de arrojar al olvido a otras…
2009: FAPASA realizó sendas presentaciones ante la UART, la SSN y la SRT. En ellas se denunciaban, una serie de prácticas comerciales absolutamente escandalosas en el mercado de las ART. En ese contexto –decíamos textualmente- “pretender que la rebaja de comercialización pueda ser la solución al problema, no resulta serio”. Y rechazábamos contundentemente el “topeo y cualquier medida que encubra la reducción de comisiones.”
El mundo del seguro sabe qué fue lo que ocurrió, entonces, cuando FAPASA- junto con AAPAS y la UART- fue convocada por el Dr. Gustavo Medone a “debatir” el proyecto de ley de riesgos del trabajo. Pero dejemos que sean las palabras del propio exsuperintendente las que lo expliquen. Porque, a confesión de partes, relevo de pruebas: “Invité a la UART, a AAPAS y a FAPASA para dialogar sobre el tema…”"…Llegamos a una propuesta que fue considerada razonable pero, lamentablemente, FAPASA SEÑALÓ EL DÍA QUE TENÍAMOS QUE REUNIRNOS QUE NO SE PODÍAN SACRIFICAR DERECHOS ADQUIRIDOS.”
Pero como FAPASA no es “solo dialéctica” sino, también, acción organizada, el 10 de septiembre difundió un comunicado que culminaba en una serie de tareas a concretar: “Consideramos que pretender discutir qué aportamos los PAS al ajuste reclamado por la UIA y aceptado por la UART es inadmisible. Sabemos que la Ley se propone la ampliación de la calidad de servicio. Por eso sostenemos que sería una contradicción inadmisible y de imprevisibles consecuencias que quienes justamente son los que más han trabajado en la difusión, en el asesoramiento y, en muchos casos, en la contención personal de empleadores y asegurados, vean desvalorizada su tarea profesional.”
Para que a nadie le queden dudas, FAPASA declaraba: ” 1- El estado de alerta de sus primarias y de todos los PAS a efectos de la defensa de nuestros legítimos intereses profesionales, así como también la salud del sistema de accidentes personales, 2- Su rechazo absoluto al “topeo” y a cualquier otra medida que encubra una reducción de comisiones y 3- La necesidad de que las Asociaciones difundan urgentemente el presente comunicado a todos los colegas, medios de comunicación, cámaras de comercio y de la industria, entidades gremiales, etc. para imponerlas de esta situación.”
Desde esa fecha a este 2012, hemos seguido trabajando sin pausa. Ratificamos nuestra posición, en varias oportunidades, durante la breve gestión del Dr. Francisco Durañona. Nuevamente, reactivado el tema, el 25 de mayo expresamos que “La idea de que los altos costos del sistema de riesgos del trabajo se deben a los gastos de asesoramiento e intermediación es falsa y peligrosa”. El 29 de junio volvimos a reunirnos con el Presidente de la UART, Lic. Jorge Aimaretti, a quien le manifestamos la oposición de FAPASA respecto del Artículo 42, apartado 8, del proyecto que pretende limitar los gastos de comercialización, intermediación o difusión comercial hasta el 5% de lo recaudado en concepto de alícuotas. El 6 de agosto, FAPASA se encontró con el Superintendente de Riesgos del Trabajo, Dr. Juan H. González Gaviola a quien le explicó que resultaba imprescindible discriminar los llamados gastos de comercialización, propiamente dichos, de las comisiones de los PAS que se relacionan con los servicios prestacionales. El 26 de septiembre, FAPASA elaboró y difundió el documento titulado “Una Iniciativa positiva que puede ser afectada por el lobby” en donde se expresa una valoración positiva del proyecto presentado por el oficialismo, se desenmascara a los grupos de presión y se solicita –una vez más- que “se deje sin efecto la limitación referida a los gastos de comercialización”. Al mismo tiempo, se convocó a los presidentes de las Asociaciones Primarias a participar de las acciones políticas a desarrollar en el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación. En ese lugar, estamos hoy. Como siempre, trabajando. Absolutamente convencidos de que expresamos la voz de nuestros representados. Y que a ellos –solo a ellos- nos debemos.

Un estudio de FAPASA revela que la limitación de los gastos administrativos y de comercialización, afectarán únicamente a los Productores Asesores de Seguros.

Actualmente el nivel de gastos no prestacionales se encuentra en el orden del 25% de los ingresos por aranceles. El proyecto de ley establece en el artículo 16 que: no podrán superar el 20% de los ingresos y que dentro de ese importe podrán asignar a gastos de comercialización hasta el 5 %. Los actuales niveles de gastos se encuentran estables en los últimos ejercicios, fundamentalmente la comisión de los productores – asesores de seguros que gira alrededor del 10,5%. Es interesante ver cual sería el efecto de la aplicación de la limitación de los gastos propuesta por el proyecto.
En el cuadro 1, se presentan los niveles de gastos para el conjunto de ART que son de objeto exclusivo (alrededor de 15 entidades) en los últimos 4 ejercicios. Si tomamos como referencia el promedio, el gasto en comercialización nos da 10.42% de los ingresos y las compañías presentan un nivel de gastos de explotación un 15.88%. Si ajustáramos estos índices a los límites explicitados en el Proyecto de Ley, podemos medir que sectores van a perder ingresos. Se puede observar el la última columna que los ingresos de los aproximadamente 24.000 PAS se reducirán en 52%, mientras que las 20 Aseguradoras de Riesgos del Trabajo restringirán sus gastos en un 6% y la disminución total para el sistema, para llegar a un gasto total de 20%, se situará alrededor del 24%.

Pero bien podríamos pensar que el último ejercicio económico es mas representativo del nivel de gastos, y entonces con un análisis similar nos encontraríamos que el sector de los PAS reduce sus ingresos en un 54% y las entidades aseguradoras pueden incrementar sus gastos, o incrementar sus utilidades, en un 2%.

Algunos analistas estiman que dado el nuevo nivel de las prestaciones, las alícuotas crecerán alrededor de un 20%, de ser cierta esta hipótesis los ingresos absolutos no se reducirían en los porcentajes que presentamos en los cuadros 1 y 2.
Para simplificar volvemos a tomar los niveles del último ejercicio económico (julio 2011 – junio 2012), pero esta vez trabajaremos con lo millones de pesos que estos indicadores representan, por ejemplo, el 10,88% del total de primas ingresadas representa 1.632 millones de pesos. Ahora bien, si suponemos que el porcentaje de gastos en comercialización es de un 5%, y la producción de seguros se incrementa en un 20%, el sector de PAS recibirá ingresos en el orden de los 900 millones de pesos. Hacemos los cálculos para el total de entidades y para el gasto total del mercado de las ART y presentamos los resultados en el Cuadro 3.

Aquí se puede ver que el 54% de reducción de los ingresos del sector PAS, se transforma en un 45%, pero lo extraordinario es que las empresas lejos de sufrir un reducción en sus gastos, por el incremento en las tarifas reciben un 23% mas que el monto de gastos que recibieron en el año 2012 y de mantenerse los niveles actuales de prestación incrementar sustancialmente sus utilidades.
Por último, en este análisis nos permite ver que el gasto total del mercado de Riesgos del Trabajo se reduce en un 6%, y que claramente este esfuerzo lo realiza el sector de los 24.000 Productores Asesores de Seguros

Comentar »

*

Copie aquí el código: