LA BUENA FE ES LA CLAVE DEL CONTRATO DE SEGURO

El seguro en acción 25 Julio, 2019 2

Por Guillermo Bolado*

Los riesgos existen y los siniestros no discriminan por condición social, raza o religión: suceden.

Acceder a una cobertura de seguros contribuye a mejorar las condiciones de vida de los individuos, fortalece a las comunidades y fomenta el crecimiento económico del conjunto.

El sistema asegurador es la opción natural contra los daños, en tanto se impone como el mejor recurso para obtener seguridad, estabilidad y prosperidad.

Los seguros proporcionan protección ante las pérdidas imprevistas y minimizan la vulnerabilidad financiera de los contratantes. En todas las actividades se pueden ofrecer soluciones para enfrentar el impacto de las catástrofes, reduciendo las posibilidades de sufrir crisis.

El objetivo debería ser ampliar el alcance de los seguros y concentrarse en toda la población, en especial respecto a la más vulnerable, de modo de luchar concretamente contra los riesgos.

La regulación y la supervisión son cruciales para que los mercados de seguros sean más accesibles e inclusivos, particularmente para los hogares de bajos ingresos.

Un marco regulatorio y de supervisión robusto crean incentivos para la participación del sector y generan confianza en los consumidores por la protección efectiva a los asegurados, quienes son el verdadero objetivo y propósito del gobernante y del sistema. El dinero recaudado por primas no es de titularidad de las aseguradoras, ni del Estado, ni del mercado de capitales: Es de los Asegurados.

Los supervisores desempeñan un rol vital para superar las barreras y fomentar la colaboración entre los sectores privado y público interesados en mejorar el acceso universal a los seguros. Quiero decir que los supervisores deben facilitar y promover seguros inclusivos y responsables de manera que se reduzca la vulnerabilidad.

Es necesario agudizar el diálogo entre los sectores y desarrollar mecanismos de pago de siniestros eficaces y rápidos, utilizando las mismas herramientas que permiten las ventas masivas, como la inteligencia artificial, las plataformas digitales, la bancarización en las transferencias de pago de las indemnizaciones; en definitiva, hacer fluir la solución que brinda el seguro desde su concepción misma.

Prestemos atención a la entidad aseguradora que se diferencia por la velocidad de atención y liquidación del siniestro.

Orientemos al sector a profesionalizar sus servicios en beneficio de todos.

Mejorar la imagen reputacional del sector Asegurador es posible con productos y coberturas útiles, a precios convenientes y que se paguen en tiempo record. La mejor promoción para el sector es el “boca a boca”, y se magnifica si muchos asegurados y terceros cobran satisfactoriamente sus indemnizaciones, sin dificultades, con trámites rápidos y recibiendo sumas apropiadas. Asimismo, asegurados y víctimas no deben verse obligados a judicializar sus reclamos o a realizar infinitos y tediosos trámites administrativos, en horarios acotados y con tratos reprochables y dilatados en el tiempo.

Estamos lejos, más no debemos bajar la guardia.

Para ampliar el alcance de los mercados inclusivos de los seguros, masificar el ingreso de clientes y generar herramientas eficaces para evitar pérdidas y otorgar soluciones, es menester que existan mecanismos de liquidación y pago de indemnizaciones rápidos y eficientes, desterrar prácticas de rechazos de siniestros abusivos y exclusiones de cobertura injustas y cuestionar entre todos el atajo malsano de algunas pocas aseguradoras que postergan, como política, el pago de sus compromisos. Estas últimas, de conocida pésima reputación, con el propósito de obtener “renta” por el uso financiero del flujo de primas, no cubren la protección prometida, asumida y contratada cuando la contingencia se produce, con lo que se desvirtúa la esencia y fundamento del derecho de seguro y se traiciona el principio rector: EL DE LA BUENA FE.

  • Abogado, Ex Vice Superintendente de Seguros de la Nación.

2 Comentarios »

  1. Gustavo Costas 25 Julio, 2019 at 14:30 - Reply

    En una muy buena “breve síntesis” se expone lo que el mercado asegurador necesita. Saludos

  2. Anibal 26 Julio, 2019 at 20:03 - Reply

    Que así sea!

Comentar »

(no damos curso a los comentarios que contengan agravios o expresiones impropias)

*