ISEV: HARTOS DE ESTAR HARTOS…

El seguro en acción 10 Mayo, 2018 2

En Seguridad Vial queda poco por decir…todo por hacer…
Hemos agotado los “verbos” y los “adjetivos”.
La boca “seca”, los labios “agrietados”, la lengua “cansada”.
Mucho, demasiado “ruido” en los oídos.
Se venden cada año más vehículos.
Se construyen kilómetros de caminos.
Nos matamos y hay lesionados con mayor frecuencia y cantidad.
Nos “relatan” que trabajan incansablemente elaborando Programas de Acción que, con suerte, se concretan en UNA acción aislada y oportunista.
Nos “describen” intensos debates en proyectos de ley que, si por azar se concretan, se diluyen como la espuma en la orilla del mar. La enorme mayoría duerme en el cajón de un escritorio.
Esconden los “fracasos” bajo la alfombra, junto a los muertos que las estadísticas no pueden presentar.
Dicen con “palabras” que el problema lo debemos resolver “entre todos”, pero hacen con los “hechos” que sólo unos pocos sumen más “palabras” a sus dichos.
Si “del dicho al hecho hay un largo trecho”, en el caso, ese “trecho” es enorme.
Hablan, hablan y hablan…
Sueltos de cuerpo afirman en su “discurso” que existe una “política de Estado”, cuando en la realidad fáctica ni siquiera hilvanan una “política de gobierno”.
Hablan, hablan y hablan…
Alaban con “palabras” una industria automotriz que diseña vehículos más seguros, pero en los actos prorrogan la obligación que esos diseños se incorporen en los que se venden al mercado.
Hablan, hablan y hablan…
Difunden orondos que construyen kilómetros de caminos, sin aclarar que obvian hacerlo con los estándares de diseño seguro recomendados por Naciones Unidas, a los que nos comprometimos al sumarnos a la Década Mundial de la Seguridad Vial. ¿Notaron por caso, la cantidad de automotores atravesados por las puntas de supuestas defensas?
Hablan, hablan y hablan…
Provocan ríos de tinta y cataratas de palabras en los medios, analizando la viabilidad científica de aplicar tolerancia “0” a la alcoholemia, cuando se la aplica desde siempre a los conductores profesionales.
Hablan, hablan y hablan…
Denuncian con largos párrafos la irresponsabilidad de los usuarios de motos por no usar cascos, pero a la hora de actuar en el control se lo trasladan a los peones de las estaciones de servicio, para que no les carguen combustible si no lo portan, aunque luego en la vía pública lo lleven en el codo.
Hablan, hablan y hablan…
Señalan la imperiosa necesidad y su compromiso con la educación vial de la sociedad y se olvidaron de reglamentar la Ley de Promoción de la Educación Vial de la Nación LEY 27.214 .
Hablen menos, que si hacen algo, SE NOTARÁ MÁS…

Dr. Eduardo Bertotti

2 Comentarios »

  1. Hector Taboas 10 Mayo, 2018 at 15:32 - Reply

    Coincido totalmente con lo manifestado por el Dr. Bertotti.
    Sumaria a lo expresado la “política” del control de la velocidad del tránsito mediante engañosos máximos de velocidad a veces ridículos (Autopistas con máximas de 80 Km/hora pese a contar con 3 carriles, o bruscas reducciones de velocidad en tramos inapropiados – de 100 a 40 en menos de 100 metros), que en realidad solo buscan un afán recaudatorio y que generan una reacción de rebeldía ante lo obvio, y un rechazo a las normas.
    Héctor Taboas (PAS)

  2. Carlos Alberto DOMINGUEZ 11 Mayo, 2018 at 11:35 - Reply

    Clarísima la exposición de Eduardo, complementada por Héctor con algunas de las “realidades” que vemos quienes transitamos por nuestras calles y rutas.
    Yo quiero agregar una más, dentro de todas las que faltan o no se cumplen.
    Me refiero a las ruedas de auxilio, colgadas de los portones traseros de vehículos “off road”, pero que se utilizan “in road”, ¿HOMOLOGADAS POR LA AUTORIDAD DE APLICACIÓN?, que en algunos casos sobresalen hasta 40/50 cms. sobre la linea del paragolpes, lo que lleva a constantes daños a otros vehículos, cuando estacionan.
    Por otro lado, a nivel infracción de tránsito, la bocha de acople de un trailer, no más de 8 cms., es punible.
    Carlos Alberto Dominguez (PAS)

Comentar »

(no damos curso a los comentarios que contengan agravios o expresiones impropias)

*